Martes, 28 de marzo de 2017

El presidente Herrera anima al sector del ovino a fortalecerse a través de cooperativas

Conoce las potencialidades del sector en su visita a Moralejo Selección -industria especializada en carne de ovino-, a una explotación ganadera y al Consorcio de Promoción del Ovino en Zamora

Momento de la presentación del Consorcio Promoción del Ovino con la consejera Milagros Marcos / JCYL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha ensalzado esta mañana las potencialidades del sector ovino en la provincia de Zamora, donde ha mostrado cómo se pueden superar los retos del sector en una jornada que ha incluido la visita a la industria cárnica Moralejo Selección, que exporta el 30 % de su producción y dispone de la certificación Halal y Kosher para poder servir a mercados musulmanes y judíos; a una explotación de ovino puesta en marcha en Piedrahíta de Castro que, con 1.500 madres, produce 600.000 litros de leche al año y 2.500 corderos, además de alimentos para las ovejas; y al Consorcio de Promoción del Ovino, un cooperativa de primer grado que engloba 500 explotaciones y 325.000 ovejas, y que produce 60 millones de litros de leche y 500.000 corderos.

Herrera ha animado al sector a fortalecerse a través del movimiento cooperativo en las fases de producción y comercialización. El asociacionismo agrario permite incrementar el poder negociador que tiene la parte productora en el conjunto de la cadena agroalimentaria. Para ello, la Junta ha puesto en marcha el Plan de Acción en Cooperativas Agroalimentarias, también se ha impulsado la figura de las Entidades Asociativas Prioritarias y se ha creado una línea específica para la fusión de cooperativas. El resultado de estas acciones y la propia iniciativa del sector ha llevado a que el ovino sea uno de los subsectores ganaderos más cooperativizados. De hecho, el volumen comercializado por el sector ovino a través de las cooperativas de Castilla y León representa el 52 % de lo que aporta el sector a la Producción Final Agraria de la Comunidad.

El presidente de la Junta se ha referido a la Plataforma de Competitividad Productiva del ovino y caprino puesta en marcha en 2016, que concitó el acuerdo del sector y que ha permitido poner en marcha medidas que implican tanto a productores, industria y distribución en el reparto equitativo de beneficios a lo largo de toda la cadena de valor. Esta Plataforma cuenta con un presupuesto de 60 millones de euros, que permite la puesta en marcha de 36 medidas con un contenido marcadamente estructural. A esta cuantía hay que sumar los 91,5 millones de euros que reciben los ganaderos de ovino y caprino de ayudas procedentes de la PAC, por lo que en total se destinarán más de 150 millones de euros en el sector. La nueva Plataforma aborda también algunos de los retos del sector como son la necesidad de desestacionalizar la oferta del producto, algo que se podrá acometer con el apoyo a la mejora genética en la producción de lechazos; igualmente plantea modernizar la imagen del producto y orientar la producción a las tendencias actuales de consumo de carne de lechazo.

Otra de las medidas para proporcionar un mayor valor añadido de los lechazos es el etiquetado en origen para conseguir una identificación clara e inequívoca del origen de la carne a través de la marca Tierra de Sabor y la localización de las explotaciones.

Peso del sector del ovino

Castilla y León es una comunidad donde el sector ovino tiene un peso muy relevante en el conjunto de España. Con tres millones de ovejas, lo que supone el 19 % del censo nacional, es la primera productora de carne y leche de oveja del país, y es Zamora, dentro de la Comunidad, la provincia con mayor capacidad de producción: 675.000 cabezas (el 22 %). Además, el valor de la producción en la fase primaria asciende a 535 millones de euros, lo que supone el 10 % de la Producción Final Agraria y el 20% de la producción animal.

En cuanto a leche, Castilla y León representa el 62 % de la producción nacional con 275 millones de litros que salen de las 3.000 explotaciones existentes, que tienen una importante base cooperativa. El sector cuenta con 36 cooperativas que comercializan más de la mitad de la producción, cuyo principal destino es la industria quesera.

En lo que respecta a la carne de ovino, en los mataderos de Castilla y León se producen 29.000 toneladas, lo que supone el 25 % de la producción española. Además, el 60 % de los corderos sacrificados en la Comunidad son lechazos, convirtiéndose así en líder en este segmento a nivel nacional.

Respecto a la exportación, el sector registra buenos datos con 21,8 millones de euros en 2015. En los ocho primeros meses de 2016, se registró un crecimiento del 21 % respecto al año anterior. Los principales países de destino de la carne de ovino de Castilla y León son Francia e Italia, junto con países árabes e Israel, además de otros países europeos como Hungría, Portugal, Alemania y Bélgica.

Para favorecer el crecimiento de las exportaciones, la Junta de Castilla y León implantará en el sector formación para obtener certificados Halal y Kosher con el objetivo de abastecer los mercados musulmanes y judíos.