Viernes, 23 de junio de 2017

El correo electrónico IMAP

¿Lo mejor de dos mundos? ¿correo web y POP a la vez?

El correo electrónico IMAP en Salamanca RTV Al Día

El correo IMAP une el almacenamiento online y local, para disfrutar las ventajas de ambos sistemas.

Configuración de una cuenta de correo IMAP

Como en todas las cuentas de correo, lo primero es disponer de un buzón (contratarlo y configurarlo).
Para acceder al correo, debes configurar un programa de correo que admita el sistema IMAP (por ejemplo, Windows Live Mail, Outlook y otros). En el programa elegido, debes indicar tu nombre de usuario (buzón), tu contraseña, el nombre del servidor POP y del servidor SMTP (en ocasiones ambos son iguales),

El Correo IMAP

IMAP son las siglas de Internet Message Access Protocol (Protocolo de acceso a mensajes de internet), lo que no dice demasiado sobre su funcionamiento, que es una mezcla entre el correo POP y el correo Web.
Como en el acceso POP, para usar IMAP necesitamos configurar un programa de correo en nuestro ordenador, así que no hay que visitar una página web para acceder a los mensajes.
Cuando nos conectamos al servidor, se descargan sólo las cabeceras de los mensajes (título, fecha, remitente…), pero no el contenido en sí, que sólo se muestra si se selecciona el mensaje.

¿Dónde se almacenan los mensajes en el correo IMAP?

El usuario puede elegir si se descarga una copia en su ordenador (al estilo POP), o si sólo desea consultarlos directamente desde el servidor (como en el correo web). Si no se ha descargado una copia, cada vez que se desea leer un mensaje, debe volver a descargarse, lo que ralentiza su uso.

¿Cuál es el mejor sistema de acceso al correo?

Como hemos indicado en éste y los anteriores artículos sobre el tema, en realidad un buzón de correo a menudo puede ser utilizado mediante varios de estos métodos de acceso, por lo que podríamos configurar cada uno de nuestros dispositivos (ordenadores, smartphones y tablets) de manera que aprovechemos las ventajas de cada sistema.
Por ejemplo, los ordenadores del trabajo accederían vía POP, dejando temporalmente una copia de los mensajes en el servidor, para que podamos también ver nuestro correo desde el móvil o portátil configurado como POP o IMAP, o bien vía web.
Así, podemos mantenernos informados desde cualquier dispositivo, o incluso entre varios usuarios, cada uno con uno o varios sistemas de lectura.

Fernando Sánchez Gómez
Diseño Web Global

Cliparts: www.freepik.es

Leer más artículos sobre Internet e Informática en general