Jueves, 23 de noviembre de 2017

Construyendo puentes literarios

Crónica del poeta Alfredo Pérez Alencart, columnista de SALAMANCArtv AL DÍA, en torno al 82º Congreso Internacional del Pen Club, celebrado en Orense

Myo Myint Nyein, Buddha Kyab, Jacqueline Alencar y A. P. Alencart

Loable y respetada es la labor del Pen Club Internacional, la vitalísima asociación mundial de escritores fundada en 1921 por Catherine Amy Dawson Scott, poeta y periodista británica. Hoy tiene más de 25 mil socios activos y hace unos días, desde el 25 de septiembre al 1 de octubre, estuve en Orense junto a mi esposa Jacqueline, asistiendo ambos como escritores invitados a su 82º Congreso Internacional.

En dicha capital de la provincia gallega del mismo nombre, se congregaron 250 representantes de 115 países de los cinco continentes. Allí llegamos el domingo 25 por la tarde, nada más terminar en Santiago de Compostela el VIII Encuentro Anual de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos de España (Adece), donde tuve la oportunidad de coordinar, con el escritor Juan Carlos Martín Cobano y en el Salón de Actos del Colegio Mayor Fonseca de la Universidad de Santiago de Compostela, un homenaje a Cervantes y al poeta y periodista gallego Manuel Curros Enríquez.

Y aunque Jacqueline y yo no somos miembros del Pen español, recibimos la invitación especial de Luis González Tosar, presidente del Pen gallego, y de Xabier Castro Martínez, secretario y coordinador de tan necesario encuentro. Por ejemplo, asistimos en el Centro Cultural Marcos Valcárcel (Rúa do Progreso, nº 30), a la lectura de la Declaración del Pen Internacional en torno a los refugiados y desplazados. Empezó Jennifer Clement, la presidenta internacional, y luego la leyeron en varios idiomas, representantes de Japón, Francia o Dinamarca. En otro acto, ya en el Liceo de Orense (Rúa Valentín Lamas Carvajal, nº 5), asistimos al atractivo y nutriente acto que, bajo el rótulo de "Galicia, puente literario", congregó en mesa redonda a la argentina Claudia Piñeiro y al gallego Xosé Luis Méndez Ferrín, los dos moderados por González Tosar. Cabe resaltar que Piñeiro es hija de emigrantes gallegos, como también  lo es Tosar, nacido en Buenos Aires, de donde volvió en su juventud para estudiar Filología en la Universidad de Santiago de Compostela.

Con Xabier Castro, coordinador del Congreso

Otro día, entre las sesiones abiertas al público, hubo dos sesiones especialmente atractivas: el informe 'Libertad de expresión y Derechos lingüísticos´, a cargo de Adam Michnik, Fernando Ramallo y Paco Audije; y ´Persecución de escritores, periodistas y blogueros en el Tibet'. Y así, días de intensos actos hasta el sábado, cuando concluyó este encuentro donde el mundo de la literatura y el periodismo vino hasta Orense para marcar las directrices que guiarán al Pen Internacional los próximos tres años. No debe olvidarse que el Pen es la organización internacional más antigua en lo que se refiere a la defensa la Libertad de Expresión y de los Derechos Humanos, y que ya desde sus inicios tuvo miembros más que destacados, como Joseph Conrad, H. G. Wells, George Bernard Shaw o John Galsworthy, Premio Nobel y su primer presidente.

No conviene abundar en detalles de cada uno de los participantes, todos con una amplia historia detrás en cuanto a persecuciones y cárceles. Por ejemplo, tuvimos un breve encuentro con Myo Myint Nyein, actual Director del Pen de Myanmar (la antigua Birmania) y con el bloguero Buddha Kyab, del Tibet, quien antes había hablado sobre la censura y los atentados contra la libertad de expresión que realiza el gobierno chino en su patria. Myo Myint Nyein, periodista, poeta y editor de revistas culturales,  estuvo preso durante 12 años (entre 1990 y 2002) por publicar el poema satírico "Lo que nos está pasando?", contra la dictadura militar. O también, cuando nos reunimos con un grupo de escritores y periodistas de Corea del Sur y de Japón, conocimos al poeta Lee Gil-Won, graduado por la Universidad de Yonsei, quien fue apartado de su trabajo por escribir y publicar el poema “Aún en la oscuridad”, escrito con el entonces gobierno militar de su patria. En 2009 el Presidente de la República le otorgó la Encomienda para el Desarrollo de la Cultura y las Artes de Corea en 2009 y actualmente es el presidente Honorario del Pen Club de Corea. Basten estas tres mínimas muestras para quienes, desde la comodidad, pueden creer que la Poesía o la denuncia en las Redes no importa a dictaduras y demás autócratas de turno.

Parte de la delegación coreana y japonesa

Buenos y soleados días en Orense, entre tantos escritores, editores o periodistas de gran parte del mundo. Lo que inicialmente fue el PEN (acrónimo de Poetas, Ensayistas y Novelistas), hoy resulta una institución mucho más amplia cuyo trabajo de difusión y protesta ha sido y será más que necesaria en un mundo lleno de desigualdades y atropellos y persecuciones a aquellos que osan discrepar contra los poderes establecidos, como lo fue el poeta y periodista Manuel Curros Enríquez, nacido en Celanova (Orense) y fallecido en La Habana en 1908. Curros Enríquez está reconocido como uno de los más importantes poetas del ‘Resurgimiento’ gallego, junto con Rosalía de Castro. Autor de obras como ‘A Virxe do Cristal’; ‘Aires da miña terra’ y ‘O divino sainete’, entre otras, en 1880 fue denunciado por el obispo de Orense por “herejías y ataque a la religión”, llevándolo a juicio y haciéndole condenar, además de publicar un edicto contra él, porque entendía que su libro ‘Aires de miña terra’ contenía propuestas heréticas, blasfemas y escandalosas. 

En Orense, muy cerca del hotel donde nos hospedamos, se encuentra la céntrica calle que lleva su nombre.