Domingo, 17 de diciembre de 2017

“En verano, cojo el barro y modelo, en invierno las manos se quedan heladas” 

Decir Salud Parada, es decir mujer trabajando el barro, es decir escultura urbana, es decir mujer dibujando en tres dimensiones lo que  luego, moldeara, esculpirá, sacará a la luz…, pero es decir también pintora
Salud Parada, pintora, escultura y artista plástica

Decir Salud Parada, es decir mujer trabajando el barro, es decir escultura urbana, es decir mujer dibujando en tres dimensiones lo que  luego, moldeara, esculpirá, sacará a la luz…  sean ángeles, bailarinas, vírgenes, reinas o agricultores, madres, ancianos… pero es decir también pintora, arte en cualquiera de sus formas, arte en el que busca incansable la belleza, la elegancia, porque el mundo “ya es bastante feo”. Decir Salud Parada es decir mujer que ha peleado, pelea y seguirá peleando porque tiene muy claro, lo que quiere, lo que busca y no va a parar hasta encontrarlo.

Qué hace una pintora, una escultora, una artista plástica en verano se emociona ante la luz, intenta conseguir alguna de las tonalidades del sol o se deslumbra.
El verano…. La luz es plana y machacante para pintar, a mí no me vale, pero como tengo dos talleres uno de  pintura y otro de escultura, en verano, cojo el barro y modelo; siempre tengo preparados dos o tres dibujos para llevarlos a la escultura cuando hace calorcillo, en invierno las manos se quedan heladas,  

Influyen las estaciones a la hora de tomar los trastos de trabajar… Y si tuviera que elegir una estación cuál sería.
La estaciones influyen mucho, sobre todo en el estado de ánimo, con un día gris y helado yo no puedo pintar con rojos o magentas, vas como el día, para mí los mejores meses son Septiembre y Octubre.

A estas alturas de vida, de obra y de consagración sabe ya porque se dedicó a pintar y esculpir, qué o quién influyó para ello.
Pues que quieres que te cuente, no sé qué me influyo solo te digo que primero fui escultora, porque mi madre decía que me iba a la calle a buscar barro para hacer figuras, volvía empapada y me tuvieron que comprar barro de los botijeros, en mi familia había pintores pero escultores no.   

Y si le pregunto por sus maestros.
Mis maestros a los que guardo en mi corazón siempre, cuando tenía ocho o nueve años D. Antonio Arena y doña Matilde profesores de la escuela de Arte de Ávila, mas tarde D. Manuel Gracia me enseñó a tener disciplina y dibujo, D. Damián Villar  gran escultor  y D. Agustin Casillas, de todos aprendí algo , pero mi maestro al cual nunca le podre agradecer tanto como me enseñó fue D. Mariano Álvarez del Manzano , que sobre todo me hizo ver las vibraciones de la luz en toda su abstracción, él me abrió la mente.   

Si tuviera que elegir una obra clásica cuál sería.
Mi obra favorita que me parece insuperable es el Desprendimiento de Jesus –  Rogier van der Weyden. Esa puesta en escena operística, esos colores y esos rostros expresando dolor, sin bocas abiertas ni exageraciones…. Magnífica.

Y una contemporánea
 Como artista total escultura instalación  y pintura Anselm Kiefer . Siempre voy a sus exposiciones, si son en Europa y siempre logra emocionarme.   

Que siente cuanto oye decir que el arte ahora no se entiende.
Lo comprendo pero todo se reduce a la falta de cultura.-En el arte contemporáneo, sea audiovisual, instalación, fotografía etc. hay mucha  belleza, pero es más fácil comprender esa belleza en lo que hemos visto muchas veces en libros, museos, etc. , que en algo nuevo en su concepto con otros materiales para expresarse.  

Pero ... Al mismo tiempo, vemos refritos, payasadas sin ningún concepto, porque todo vale, en pocas palabras, falta de talento, que confunden al personal que intenta comprender como pueden llamar arte a eso que están viendo, pero como se trata de vender la moto y promocionar a esta o aquel,  los “comisarios” ponen a un señor con gafa pasta que suelta una verborrea de conceptos ismos y palabrejas que les deja perplejos. De todo ese “arte” no quedara nada en poco tiempo nadie se acuerda de lo que ha visto y oído gracias a Dios. Y también para olvidar lo evidente hecho mil veces; a mi particularmente me aburre el hiperrealismo, también es una expresión caduca.  

En Salamanca prácticamente han desaparecido las galerías, y no es fácil exponer, imagino que eso no afecta a la creación, pero si al ánimo.
Que tristeza casi todas cerradas. Cuando vi que cerraban Artis emblema de esta ciudad que fundó el Sr.Navarro, allí hemos podido disfrutar de buenísimas exposiciones (que ahora tendremos que ir a ver a Madrid); para poner … esta ciudad no puede caer más bajo en cultura.

Y si le pregunto por el panorama de la pintura en nuestra ciudad, como se relaciona con los colegas, se invitan a ver sus obras… o cada uno va a su aire.
Con mis colegas, poco, nadie vamos a los talleres a ver, no se forman grupos, cada uno sobrevive como puede, cuando alguno expone mandas un correo “y palla vamos”  

¿Y su próximo proyecto?
Es Moscú (Rusia) pero no lo cuento porque se gafa.

Planes para este verano.
Pues trabajar, trabajar, trabajar, igual que en invierno y tomar unos vinos en el campo con los amigos.


Biografía Salud Parada Morollón

Comenzó sus estudios de arte a los 10 años en la Escuela de Artes Y Oficios de Ávila, mas tarde continúó en la de Salamanca y en la Escuela de San Eloy.
Durante varios años ha trabajado en estudios y talleres colectivos, hasta que en 1.978 montó el suyo propio en Castellanos de Moriscos.

Ha conocido y trabajado con varios maestros de la escultura y el dibujo, pero a D. Mariano Alvarez del Manzano, “le agradezco que me enseñara a ver y comprender el Arte”. Las primeras exposiciones fueron en los primeros años 80 en Zamora, Salamacna, Ávila Madrid, La Coruña y un larguísimo etc. En los 90 da el salto a Italia (Milán), Portugal (Oporto, Lisboa), Alemania, Belgica y sigue muy activa en todo el ámbito nacional, sus proyectos igual la llevan a Las Vegas o a San Petesburgo.

Sobre su obra han escrito importantes autores: Antonio Colinas.Antonio Cea Gutiérrez Felix Grande Gracia.Fernando Mon.Juan Mari Montes. Miguel Ferrer Blanco. Javier Panera. Jose Miguel Santolalla Silva. Javier Blázquez… Infinidad de premios avalan una trayectoria impecable y cada día más interesante