Lunes, 11 de diciembre de 2017

El equipo de Gobierno rechaza la moción del PSOE en defensa de la Sanidad Pública

Suspendidas también las mociones sobre crear un plan estratégico y de desarrollo provincial y de la creación de un observatorio de políticas públicas

El Grupo Ciudadanos, a la derecha propuso la implantación de desfibriladores

El pleno provincial de la Diputación entró en su parte más interesante cuanto llegaron las propuestas de los diferentes partidos políticos de la oposición. En estos apartados el Equipo de Gobierno, por ejemplo, no aprobó una proposición del Grupo Socialista expuesta por la diputada Beatriz Martín, en la que instaba a adherirse al manifiesto de la plataforma por la defensa de la Sanidad Pública de todos los grupos.

Ciudadanos y Ganemos votaron a favor al apostar directamente por las muchas mejoras que hay que solucionar en el Hospital, en el centro Virgen de la Vega y en los consultorios y centros de salud de la provincia. Sin embargo, José María Sánchez, del PP, indicó que su grupo defenderá siempre la Sanidad Pública, pero que declinaban la adhesión al manifiesto al argumentar que las obras del nuevo Hospital van por buen camino y que pese a las complicaciones que existen en la actualidad los problemas desaparecerán.

En la réplica se le acusó de no querer ver los problemas que existen en 2016 y que el Hospital estará terminado en 2019. “Serán tres años con dificultades para los usuarios y profesionales”, dijo Beatriz Martín, que advirtió de la espera con más de 6.300 personas en la lista y la declinación de los MIR a seguir en Salamanca al ver los problemas que está teniendo el Hospital. Sánchez insistió en que respalda la profesionalidad de los médicos y enfermeros y que la Junta está trabajando en este asunto para que todo se solucione cuanto antes para beneficio de los ciudadanos.

Desfibriladores en los municipios

Otro de los asuntos médicos y que trabajo también discusión fue la aprobación de la colocación de desfibriladores en los lugares públicos de los municipios de menos de 20.000 habitantes. La moción, presentada por Ciudadanos y PSOE de forma conjunta, tuvo el respaldo de Ganemos, siendo en contra la del PP que rechazó la moción con el voto de calidad del presidente.

El Equipo de Gobierno, en voz de José María Sánchez, se escudó en que son los propios ayuntamientos los que son libres para poner desfibriladores, pero no es la Diputación la que debe desviar un presupuesto para este tema. Además adelantó que La Salina pondrá estos aparatos en la propia institución, en el mercado de ganados y residencia asistida con un coste cero. Manuel Hernández, de Ciudadanos le replicó que estos aparatos salvan vidas y que sería una buena inversión para los municipios. Sánchez dijo que está a favor de los desfibriladores y insistió en que los municipios tienen recursos para ponerlos donde consideren.

También quedaron rechazas las propuestas de Ciudadanos, en cuanto la creación de un plan estratégico y de desarrollo provincial, al considerar el PP que su moción estaba llena de contraposiciones al querer poner en marcha un plan en el que no se habla de desarrollo provincial. Por su parte, Jesús de San Antonio dijo que el plan resolvería muchas preguntas que hay sobre la mesa como la despoblación, la falta de inversión, innovación, un plan industrial, transportes, comunicación e implantación de empresas, un plan, sin embargo que todos los grupos rechazaron en la sesión plenaria.

En cuanto a la aprobación de crear un observatorio de políticas públicas de Ganemos, Ciudadanos dio el visto bueno, mientras que el PSOE explicó que el mismo debería ser cambiado en su contexto al advertir que no se entendía bien la propuesta. Gabriel de la Mora afirmó que podría ser cambiado algún apartado en el que se hablaba de fiscalización. La propuesta era la de desarrollar aspectos demográficos, sociales, económicos y de recogida de datos que ayuden a la institución a mejorar la calidad de la provincia, sin embargo, por ser un texto ambiguo quedó rechazado.

Fotos: Ángel Arroyo