Jueves, 14 de diciembre de 2017

Ejemplos morales de la inmoralidad

Siguiendo con la solana que ya hizo varar y derivar mis pocas neuronas en funcionamiento, pero por lo visto bastante más que algunos que se recogen el pelo, he llegado a la siguiente conclusión: A partir, creo, del uno de Agosto se me va a olvidar el pagar la seguridad social de  mis empleados, e incluso hare un recorte en sus nóminas para poder pagarme esas vacaciones que tanto añoro. Además siguiendo la doctrina de estos abanderados de los asalariados estaré “haciendo un ejemplo moral” para este mundo que vive en su propia burbuja, pero le gusta jugar a reventar la del prójimo.

Continuando esas lógicas explicaciones reiteradas por el oriundo del Ebro, o casi, la culpa va a ser de mis trabajadores por no darse cuenta que tienen necesidad de trabajar y para ello calzarse todos los días zuecos, guantes y sinsabores para llegar a final de mes.

Por otra parte, y espero que sea evidente pues sigo las doctrinas apoyadas por su cátedra amoral; yo, autónomo que tengo que pagar una pasta por trabajar, que me chulean otra pasta gansa para llenar bolsillos de los que van con traje  y las mochilas de los que no tienen bolsillos o se han olvidado coserlos, que no tengo derecho a enfermar pues a la vez puedo palmar de inanición, que no puedo disfrutar, que más quisiera yo, de un mes de vacaciones pues la silla mía y de los que de mi dependen no sólo se movería sino que se quedaría sin patas; yo, quiero que me expliquen como de la docencia se llega a la indecencia, como se permiten el lujo de poner de pantalla a los autónomos (que es verdad que somos unos pringados) para salvar el culo a quien ha vilipendiado a uno de los nuestros, y encima hacer un ejercicio moral de una inmoralidad.

A ver si estamos quejándonos de sustracciones de guante blanco y deletreos de cartillas del paro de los que ya han hecho la licenciatura político arribista y estos recién ingresados en la gran universidad española escogen la facultad   de vagos y maleantes haciendo de trileros para graduarse de modo exprés, claro está tienen ya bastante camino andado sobre esas brasas