Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Las ventas han bajado hasta un 20% por las restricciones en el tráfico, según Afecir

CIUDAD RODRIGO | Afecir ha solicitado otra reunión con el alcalde Juan Tomás Muñoz para tratar el tema del tráfico

La Federación de Empresarios y Trabajadores Autónomos de la comarca de Ciudad Rodrigo (Afecir) ha pedido al alcalde Juan Tomás Muñoz poder mantener una reunión “lo más pronto posible” para que comerciantes y hosteleros le manifiesten las “inquietudes que día a día vienen observando” en torno al tráfico y “tratar de buscar una solución que beneficie a todos”.

En el escrito en que solicitan esa reunión, desde Afecir ya se exponen varias cuestiones. La más significativa es que, según asegura la Federación, “las restricciones de tráfico” que entraron en vigor el 1 de julio (por las cuales no se puede aparcar en la Plaza Mayor, que los vehículos únicamente pueden cruzar), han provocado que las ventas hayan bajado “en algunos casos, hasta un 20%”.

Por otro lado, Afecir asegura que las multas por parte de la Policía Local en operaciones de carga y descarga “se están sucediendo sin consideración por parte de algunos agentes locales” hacia comerciantes, clientes, residentes, turistas y repartidores “con malos modos y sin miramientos en muchas ocasiones”.

En una reunión celebrada con hosteleros y comerciantes del recinto amurallado en las últimas horas, “todos ellos” reiteraron “las dificultades que los turistas siguen encontrándose una vez que acceden al recinto a través del Registro o la Plaza Mayor”. Asimismo se invita a reflexionar que si los propios mirobrigenses “tenemos que dar vueltas para poder acceder a algunos espacios, cuánto más un turista que desconoce por completo las sinuosas calles de nuestra ciudad y se encuentra con el agravante de calles cortadas y señalización defectuosa”.

En su escrito, Afecir apunta que a los diferentes gobiernos municipales les han planteado la creación de itinerarios (hasta zonas de parking, y para llegar al Centro, la Plaza o el Parador); la realización de un estudio para la reordenación de la Plaza y el recinto amurallado; y una adecuación para que sean un espacio polivalente “donde vehículos y zonas de esparcimiento y ocio sean compatibles con la actividad de la Plaza durante todo el año”.

Afecir indica que lo único que quieren los comerciantes es un tráfico “debidamente regulado, con sensatez, coherencia y de sentido común; cortes de calles cuando sea estrictamente necesariom y que nos dejen vivir y trabajar y ofrecer una ciudad sin problemas a nuestro turismo y clientes”. Por otro lado se apunta que los comerciantes de la calle Madrid “continúan a la espera” de una respuesta a sus peticiones.

Para Afecir, por las “dificultades” actuales para “vivir y trabajar en el centro histórico”, comerciantes y residentes lo abandonarán “paulatinamente”, resaltando que “el primer síntoma del declive de un centro histórico es el declive comercial”.