Viernes, 15 de diciembre de 2017

Tráfico prevé 1,2 millones de desplazamientos en la segunda gran operación del verano

Ls vías más afectadas en la Comunidad serán la AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66 , N-620 y N-630

Más de 800 agentes controlarán la seguridad en las carreteras de la Comunidad

Tráfico pone en marcha este viernes, a partir de las 15.00 horas, y  hasta las 24 horas del lunes 1 de agosto,un dispositivo especial de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico para  6,5 millones de desplazamientos de largo recorrido previstos por las carreteras de toda España durante el fin de semana, y en Castilla y León se prevén 1.260.000 desplazamientos durante estos cuatro días.

Más de 800 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en Castilla y León velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera. Ls vías más afectadas en la Comunidad serán la AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66 , N-620 y N-630.

Este año, el día 1 de agosto coincide en lunes, hecho que provoca que durante todo el fin de semana y el lunes las principales vías soporten un  importante número de desplazamientos, al coincidir en carretera los trayectos  propios de un fin de semana de verano, con los que comienzan sus vacaciones y con aquellos otros que finalizan su periodo vacacional.  A estos movimientos hay que sumar la gran afluencia de vehículos magrebíes que atraviesan la Península hacia los puestos fronterizos de sus países de origen en la llamada Operación Tránsito. A pesar de que el 1 de agosto sigue siendo la fecha de comienzo de vacaciones para miles de ciudadanos, la tendencia de los últimos años ha sido la de fragmentarlas y disfrutarlas en periodos más cortos.

Por este motivo y durante todo el verano, la DGT continuará poniendo en marcha dispositivos especiales de regulación y vigilancia del tráfico durante todos los fines de semana del verano, para atender así a las necesidades de los conductores.

Los principales problemas circulatorios se presentarán en las salidas de las grandes ciudades y en las principales vías de comunicación de acceso a las zonas del litoral, tanto en la tarde del viernes como durante la mañana del sábado. Las carreteras que pueden verse más afectadas son las de Madrid, Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, así como la A-6 y la A-1 de salida de Madrid. A última hora de la tarde noche, los problemas circulatorios se trasladarán a los lugares de destino.