Viernes, 15 de diciembre de 2017

La vida y el trabajo de pastor

Uno de los oficios más antiguos y que sigue persistiendo, duro y solitario, pero apasionante y gratificante para el que lo practica

Este trabajo tiene sus sacrificios, penas y alegrías como otros. El oficio de pastor se remonta a tiempos muy lejanos. El pastoreo es una actividad que ya contaba con una larga trayectoria mucho antes de que se dibujarán los mapas y se establecieran las fronteras actuales, antes incluso de que árabes, romanos y visigodos pisaran nuestras tierras.

Uno de los oficios más antiguos que se conoce y que sigue persistiendo en nuestros días, duro y solitario, pero apasionante y gratificante para el que lo practica. Ya que nuestro país tiene la fortuna de tener una geografía muy diversa, nuestros pastores están repartidos por todo el país, por lo que aún se pueden encontrar en montañas y valles a lo largo y ancho de España.

Había un dicho que decía así:
"Un pastor con cada atajo tiene que pasar la noche a la vera del rebaño, acompañado de sus mastines por si ladrones o lobos quieren causar algún daño".

La fotografía nos muestra la imagen de un pastor con sus ovejas en la villa de Candelario.
Autor: Juan Miguel Pando
(Fototeca Patrimonio Cultural Español).

Esperanza Vicente Macías