Sábado, 16 de diciembre de 2017

Los hotelitos de Mirat

Con los beneficios de la fábrica de abonos fueron construidas, entre 1902  y 1905, cuatro manzanas de edificios con sus respectivos  hoteles

El periodo de construcción de la Avenida de Mirat, una de las primeras arterias de Salamanca, duró años hasta quedar como hoy día la conocemos. A mediados del siglo XVIII nació en Salamanca  don Gregorio Mirat, creador de una importante fábrica de almidón. Pero fue su hijo Juan Casimiro quien introdujo la revolución industrial en Salamanca instalando la primera máquina de vapor.

Más  tarde amplió su negocio elaborando pasta para sopa y posteriormente la producción de garbanzos, obteniendo grandes beneficios que le permitieron seguir innovando, dedicándose también al sector inmobiliario.

Con los beneficios de la fábrica de abonos fueron construidas, entre 1902  y 1905, cuatro manzanas de edificios con sus respectivos  hoteles, conocidos como "hotelitos de Mirat". Esta barriada fue la primera que se levantó fuera del recinto amurallado, el extrarradio. En recuerdo de esta familia quedó una de las avenidas más importantes y transitadas de la ciudad: la Avenida de Mirat.

Hoy día podemos disfrutar de la Biblioteca Gabriel y Galán, un hotelito que es la sede Territorial del Ministerio de Sanidad y otro hotelito como sede bancaria que nos recuerdan el origen no tan lejano de una avenida que todos transitamos frecuentemente.

Fotografías
Vista panorámica, calle y hotelitos de la Avenida de Mirat.

Esperanza Vicente Macías