Sábado, 16 de diciembre de 2017
Béjar al día

Indignación en la PDB por el atentado contra la figura de la Fuente del Paraguas

BÉJAR | El detalle de la fuente era representativo del ajardinamiento romántico que habían implantado sus propietarios entre los decenios finales del siglo XIX y primeros del XX

Fuente de los niños del paraguas

La plataforma para la defensa de El Bosque, a tenor de la noticia ofrecida ayer por este medio de comunicación sobre la destrucción, la semana pasada, de la Fuente del Paraguas del jardín romántico de la villa renacentista, ha enviado un comunicado en el que se pide a los responsables de Patrimonio que hagan lo posible por recomponer la figura y restaurar el conjunto escultórico.

Atentado en El Bosque: la Fuente del Paraguas hecha añicos

La Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar quiere hacer públicos su pesar y su denuncia por la destrucción no accidental, sino malintencionada, de la Fuente del Paraguas, situada en el jardín de nuestra maltratada villa de recreo, lamentable suceso que publicaban ayer algunos medios locales.

No era el elemento más valioso de este Bien Cultural único en nuestro país (El Bosque es excepcional por otros valores), pero sin duda se trataba de un detalle muy querido por los bejaranos, representativo del ajardinamiento romántico que habían implantado sus propietarios entre los decenios finales del siglo XIX y primeros del XX. En un artículo de 2014, José Muñoz identificó las figuras ahora destruidas como Paul y Virginia, niños protagonistas de la novela del mismo título publicada por Jacques de Saint Pierre en 1787, desde entonces tema recurrente en la estatuaria burguesa para jardines con ejemplos como la Fuente de los Niños del Parque Genovés de Cádiz o el ejemplar recientemente identificado en una vieja fotografía de la Casa Lis de Salamanca.

A pesar del grado extremo de destrucción de las figuras, desde estas líneas pedimos a los responsables de Patrimonio y titulares de este BIC público que valoren la posibilidad de recomponer y restaurar el conjunto escultórico, incluido el característico paraguas cuya desaparición denunciábamos en septiembre de 2014. Finalmente, esperamos que la policía pueda determinar muy pronto quién o quiénes son los causantes de este atentado contra el Patrimonio Histórico y se les aplique el régimen de sanciones establecido por la ley, de forma que ni ellos ni el resto de los ciudadanos perciban que este tipo de acciones quedan impunes.

Resulta frustrante comprobar cómo el esfuerzo por conservar esta joya de nuestro Patrimonio se ve truncado por actos vandálicos como este, buena prueba de que una parte de la población (afortunadamente muy pequeña) no valora la riqueza artística o cultural de la sociedad a la que pertenece. Frente a esta mínima parte de gente inculta e incívica a la que El Bosque siempre estará expuesto, seguimos insistiendo desde esta Plataforma en una medida tan eficaz como necesaria: reinstaurar la figura del bosquero, supervisor y vigilante que, junto a otras funciones de mantenimiento, siempre tuvo nuestra villa de recreo. 

Plataforma para la Defensa de El Bosque