Viernes, 15 de diciembre de 2017

Cartas de los lectores

¿ES SUFICIENTE EL SER POPULAR O HACE FALTA ALGO MÁS PARA PREGONAR NUESTRAS FIESTAS?

No me extraña que la gente se mate por salir en la pantalla, la radio es otra cosa. Lo mismo que el violinista de origen taiwanés, que aunque es bueno y se ganaba la vida, entre otras cosas, tocando en la calle, ahora tras el paso por TV ya eres una figura. ¿Somos tan pueblerinos o provincianos? ¿Es normal que se otorgué el honor de pregonar las fiestas patronales a una persona (que de ninguna manera pretendo descalificar) porque ha sido concursante en muchos concursos hasta que las productoras le han convertido en casi concursante profesional, amen de su trabajo? Cierto que habla bien de Salamanca, !estaría bueno que no lo hiciese¡ pero ¿es una personalidad adecuada? ¿Ha hecho algo reseñable por esta ciudad? Y esto vale para muchos otros que fueron pregoneros o pregoneras... o el político profesional de turno que tampoco es que haya echo gran cosa por esta tierra. ¿Es suficiente el ser popular o hace falta algo más?