Viernes, 15 de diciembre de 2017
Béjar al día

Una empresa local acusa al Ayuntamiento de “competencia desleal”

BÉJAR | Una familia propietaria de una de las ludotecas de la ciudad acusa al Ayuntamiento de arruinar su negocio copando el mercado infantil y juvenil con los campamentos urbanos y la ludoteca municipal

Propietarios y trabajadores de la ludoteca

El Pleno del viernes estuvo más concurrido que de costumbre con la presencia en la sala de varias familias formadas por los propietarios y trabajadores de una de las ludotecas de la ciudad, que en el turno de ruegos y preguntas acusaron al alcalde Alejo Riñones, a la concejala de Educación, Inmaculada Martín, y al concejal de Deportes, Raúl Hernández, de estar llevando su negocio a la ruina por la “competencia desleal” de la ludoteca municipal y de las muchas actividades para niños que se llevan a cabo con la colaboración de asociaciones y clubes sin ánimo de lucro, que no tienen obligación de contratar trabajadores ni de pagar impuestos.

“Llevo toda la tarde escuchando que en este Ayuntamiento se favorece a empresas de Béjar y que las están apoyando, pues yo planteo que nosotros tenemos una empresa, tenemos una familia, tenemos trabajadores, pagamos nuestros impuestos, pagamos un IBI bastante grande, trabajamos muchísimo, como cualquier trabajador. No entiendo cómo dando la receta que usted está dando a todos los ciudadanos de favorecer a las empresas y a la gente que se queda aquí, si pide usted que nos asentemos, para que Béjar salga de la crisis y para que Béjar crezca, no entiendo por qué usted nos pone una ludoteca teniendo nosotros una. Nos ha llevado directamente a la ruina porque para el mes que viene seguramente nosotros tengamos que cerrar, todos nos quedamos sin trabajo. ¿Y mis hijos de dónde comen? ¿Quién me va a ayudar? ¿Me vas a ayudar Inmma? ¿Me vas a pagar la contribución de casa? ¡Somos bejaranos! Me gustaría saber -dirigiéndose al alcalde-, si usted está informado y sobre todo, ya que se hacen cosas, por qué se  tienen que hacer a través de asociaciones o clubes donde las empresas no tienen cabida y en un terreno en el que yo no puedo competir ni con el Ayuntamiento ni con ellos, porque yo pago impuestos”.

Este verano la Concejalía de Deportes y la de Educación tienen unas 13 actividades dedicadas a niños y jóvenes, salvo en dos que se llevan a cabo con contratación directa del trabajador, el resto son todas desarrolladas por asociaciones sin ánimo de lucro y clubes, que no pagan IVA ni impuestos, según manifiesta uno de los propietarios. Además añade que a pesar de tener su empresa en Béjar, este verano se ha tenido que ir a trabajar a Jaca, a 800 kilómetros de aquí “para poder ganarme el pan. ¡Nos habéis echado!”, aseguraba.

El alcalde ha contestado que siente lo que le ha ocurrido a esta empresa, pero que las ayudas de las administraciones no van normalmente, salvo raras excepciones, hacia empresas ya constituidas sino a empresas emprendedoras de nueva creación, calificando de “mala suerte” lo que les ha sucedido y añadiendo que “hay muchos niños necesitados en la ciudad”, sin ninguna posibilidad económica y concretamente cinco que tienen plaza completamente subvencionada en la ludoteca municipal, así como padres que están trabajando y también tienen derecho a que sus niños jueguen y estén entretenidos durante el verano. También ha señalado que la ludoteca sólo tiene 35 niños entre 3 y 6 años y que los campamentos urbanos y las prácticas deportivas son para niños mayores, de entre 6 y 18 años, además sólo funcionan durante los meses de julio y agosto, de lunes a viernes de nueve a dos, y ha señalado que el precio de la ludoteca es sólo de 60 euros al mes.

Riñones también ha recriminado a los responsables de la empresa que cuando se les llamó cuatro años atrás para hacerles varias propuestas ellos no las aceptaron y que no han tenido el detalle de acercarse nunca a hablar con los concejales. Además ha añadido que los monitores, están titulados y pertenecen a la Escuela de ocio y tiempo libre El Castañar, que no cobra por estos servicios.

Pese a que Riñones había advertido que no habría réplicas, los ánimos se caldearon, sobre todo después de que la concejala de Medio Ambiente, Mª Victoria Mateos, conminara al alcalde a que pasara a otro punto, cosa que éste no hizo, tratando de dar unas difíciles explicaciones a una familia joven con niños pequeños que había apostado por su ciudad, y como ellos mismos manifestaron, “nosotros pagamos impuestos, damos de alta a nuestros trabajadores, las plazas de ludoteca se pueden subvencionar en mi empresa, la población infantil y juvenil en la ciudad es muy escasa y el mercado queda copado durante los meses que podrían ser mejores para nosotros, el Ayuntamiento nos propuso unas condiciones hace cuatro años en las que nosotros teníamos que pagarles por trabajar si aceptábamos su oferta, el Ayuntamiento debe cuidar a las empresas que tiene”. 

Una vez finalizado el pleno, el concejal de Deportes, Raúl Hernández, se acercó a hablar con los responsables de la empresa, suponemos que en un intento de buscar una solución o de interesarse por su situación, aunque desconocemos exactamente los términos en los que se desarrolló la conversación, de la que seguramente tendremos noticias en los próximos días y les mantendremos puntualmente informados.