Lunes, 11 de diciembre de 2017

No te dejes engañar cuando compres por Internet

Casi la mitad de los usuarios ha sufrido un intento de fraude en la compra y venta 'on-line' de artículos de segunda mano
En España se venden más de 600 objetos usados por minuto

El mercado de compra y venta de artículos de segunda mano, que mueve más de 2.300 millones de euros, se ha vuelto durante los últimos tiempos muy popular, especialmente entre la población más joven. Se encuentra en pleno auge y con unas expectativas de fuerte crecimiento en el futuro inmediato.

En España se venden más de 600 objetos usados por minuto a través de las distintas plataformas 'on-line' que operan en nuestro país, que actualmente ocupa la cuarta posición mundial de ventas por Internet.

Sin embargo, el porcentaje de engaños en las transacciones entre particulares también es muy elevado. Según un reciente estudio, el 48% de los españoles han sufrido un intento de fraude. La multitud de canales y formas de pago ha dado rienda suelta a los fraudes en este tipo de mercado, ya que actualmente las plataformas de compra venta únicamente se limitan a colgar los anuncios sin garantía ni responsabilidad sobre el uso que los usuarios hagan de ésta, según afirman fuentes de Tripacto, una plataforma que trata de poner coto a los fraudes en la compra y venta 'on-line' de artículos de segunda mano. Precisamente para evitarlos advierte de los fraudes más comunes, que son los que siguen:

Vendedor desaparecido

En las plataformas de compra y venta, un usuario puede registrarse y colgar el anuncio sin ningún problema, pudiendo desaparecer en cualquier momento sin dejar rastro. Uno de los timos más habituales, según Tripacto, se da en la venta directa entre particulares. En estos casos se solicita un depósito por adelantado para gastos de envío, no suelen ser grandes cantidades, por lo que cuándo el vendedor desaparece, muchos de los usuarios no se molestan en reclamar. Sin embargo, el timador acaba sumando grandes cantidades de dinero. «Nosotros apostamos por el depósito de garantía para asegurar al vendedor que va a cobrar en caso de que el objeto se acepte por el comprador y también garantizamos al comprador que hasta que no se asegure del estado del producto, no liberamos su dinero al vendedor», puntualizan desde Tripacto.

En otros casos, el vendedor requiere al comprador el pago por transferencia del artículo después de proporcionarle sus propios 'datos' personales para que no desconfíe de la operación. Le puede llegar a proponer un establecimiento real, donde no saben nada, dónde recogerlo, y después desaparece sin que el adquiriente haya recibido el objeto.

Comprador falso

Este tipo de timo se basa en que el comprador transfiere el importe íntegro del artículo más los gastos de envío a través de métodos de pago como Paypal, el vendedor recibe la notificación confirmando la operación económica. Sin embargo, el dinero se encuentra inmovilizado hasta que el vendedor hace el ingreso en el soporte logístico a través de un página web falsa. En estos casos, los vendedores descubren la falsedad de la operación una vez han hecho el ingreso, perdiendo así el dinero y el artículo. Estas operaciones fraudulentas se dan en mercados de productos de alto valor como el automovilístico o inmobiliario.

Tiendas fraudulentas

Se trata de tener un producto a la venta en una de las plataformas más conocidas a un precio atractivo, una vez el comprador contacta con el vendedor para adquirirlo éste le indica que ya no lo tiene disponible pero que tiene uno parecido en otro portal. Este portal suele ser una copia falsa en la que el único método de pago admitido es la transferencia bancaria, cuándo el comprador la realiza, el vendedor desaparece sin dejar rastro. Desde Tripacto explican sobre su método de pago y transporte: «somos el complemento para cualquier portal que permita la compra venta de artículos de segunda mano para garantizar que nadie pierda ni arriesgue su dinero».

Fuente El Norte de Castilla