Viernes, 15 de diciembre de 2017
Bracamonte al día

“Todos, de alguna manera, somos responsables de mantener nuestro patrimonio artístico-cultural”

PEÑARANDA | Insisten en que no es momento de buscar culpables y sí soluciones, y esperan que este episodio sirva para que no vuelva a suceder algo similar
El Grupo popular en el Ayuntamiento tambien se suma a la condena tras lo sucedido y espera que la talla pueda ser recuperada

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Peñaranda también se ha querido pronunciar este jueves en torno a la polémica suscitada con la talla fallida del patrón local y, mediante un comunicado que reproducimos íntegramente a continuación, ponen de manifiesto tanto su malestar por lo sucedido como las medidas que, desde su grupo, creen propias para evitar nuevos casos de este tipo”.

“El grupo municipal del Partido Popular lamenta profundamente lo sucedido con la talla de San Miguel Arcángel,  y como a todos los  ciudadanos nos hubiera gustado  que este hecho no se hubiese producido. Si bien es cierto que la restauración pretendida no es reciente, no deja de sorprendernos la polémica suscitada en este momento.

Qué duda cabe que la restauración de esta talla, teniendo en cuenta su valor artístico-cultural, no ha sido la más adecuada, pero creemos que no es momento de buscar culpables sino de buscar soluciones y evitar dentro de lo posible que esto se vuelva a repetir.

Peñaranda se ha dado a conocer estos días en todos los medios de comunicación por este lamentable suceso, sin embargo nos hubiera gustado que esto no fuera así.

Consideramos que Peñaranda  destaca en muchos otros aspectos que la hacen atractiva para los visitantes, podemos presumir de tener una ciudad que nos ofrece una amplia gama de posibilidades a nivel cultural, artístico, gastronómico  etc., por tanto no es necesario que por este acontecimiento desafortunado seamos conocidos.

Dicho esto, repetimos que en estos momentos deben buscarse soluciones y que todos, de alguna manera, somos responsables de mantener nuestro patrimonio artístico-cultural, y confiamos en que este suceso nos sirva para valorarlo, esperando que sobre dicha talla se pueda realizar una nueva restauración que le devuelva su valor artístico y sirva de advertencia ante posteriores actuaciones con diferentes obras artísticas de nuestro patrimonio cultural”.