Viernes, 15 de diciembre de 2017

Conferencias, proyecciones y exposiciones para divulgar el patrimonio etnográfico

El Instituto de las Identidades de la Diputación colabora, a lo largo del verano, con diferentes localidades de la provincia, aportando actividades relacionadas con la cultura tradicional
Panel de la exposición de Villar de Gallimazo

El Instituto de las Identidades de la Diputación colabora, a lo largo del verano, con diferentes localidades de la provincia, aportando actividades relacionadas con el patrimonio inmaterial y la cultura tradicional. Esta colaboración se materializa, principalmente, en conferencias, proyecciones audiovisuales comentadas y exposiciones, que pretenden difundir nuestro patrimonio etnográfico, en el marco de las diferentes semanas culturales que los ayuntamientos y las asociaciones organizan.

Las exposiciones itinerantes que ofrece el IDES de manera gratuita son una de esas actividades. A finales del mes de julio se inaugurará en Villar de Gallimazo, la exposición fotográfica “Gentes de la tierra”, que recoge algunas de las imágenes captadas por Pelayo Mas en la década de 1920, y que conserva el Arxiu Mas del Institut Amatller d’Art Hispánic de Barcelona.

Charlas y conferencias sobre el significado oculto de nuestras costumbres populares, de los ritos tradicionales desde la cuna al altar, sobre la sociedad tradicional rural y su relación sostenible con el medio natural, son otra de las actividades que se vienen insertando en las semanas culturales de Villoria, Villoruela, Herguijuela del Campo o El Pedroso de La Armuña.

También en este marco del estío cultural de la provincia, se integran las exposiciones “Memoria gráfica” que, desde el comienzo de verano, han venido inaugurándose (alguna de ellas aún pendiente de hacerlo) en Malpartida, Pajares de la Laguna, Villar de Gallimazo y Vilvestre. A través de estas exposiciones, fruto del Plan de Recuperación de Archivos Audiovisuales, se puede realizar una inmersión en la vida de cada pueblo a través de las fotografías antiguas que las familias conservan en sus domicilios y que se convierten  en documentos gráficos de valor inestimable para reconstruir algunos aspectos de las identidades de nuestros pueblos como la indumentaria, la arquitectura, las fiestas, los ritos como bautizos, comuniones y bodas, los oficios tradicionales (muchos ya desparecidos) y también labores y faenas del campo, que forman parte ya de la memoria colectiva.

De esta manera, desde junio hasta septiembre, la difusión y divulgación en materia de cultura tradicional, se proyecta en la provincia a través del Instituto de las Identidades.