Domingo, 17 de diciembre de 2017

Urgen al Ayuntamiento a redactar el proyecto paisajista del Cerro de San Vicente

La Asociación solicita que el documento contemple la propuesta vecinal para recuperar la huerta de los bancales
Laderas del Cerro de San Vicente

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha trasladado al Ayuntamiento de Salamanca la necesidad de que éste redacte el proyecto paisajista de las laderas del Cerro de San Vicente “respetando las particularidades del terreno, el valor histórico y cultural del lugar, la integración del espacio en la ciudad y la participación activa de los habitantes” y a que éste contemple la propuesta vecinal de recuperación de la huerta de los bancales próximos a la Vaguada de la Palma.

Este colectivo sostiene que “para la redacción de dicho proyecto paisajista, por técnicos municipales, deberían realizarse previamente cuantos estudios sean necesarios, así como consultas y audiencias; debería contarse con un amplio asesoramiento en el seno del Ayuntamiento de Salamanca, antes de someterlo a aprobación de los organismos competentes pertenecientes a otras Administraciones Públicas; y los Presupuestos Municipales del año 2017 deberían contemplar una partida económica suficiente para la ejecución del mismo”.

El Cerro de San Vicente

El enclave del Cerro de San Vicente está incluido en el ámbito del Plan Especial de Protección de 1984, así como los bancales hacia la Vaguada de la Palma los cuáles son de propiedad municipal desde hace décadas. Esta ladera, calificada como zona verde, es un espacio reconocido en la modificación de 1999 como zona de huerta para la cual se propone un tratamiento vegetal que colabore a su integración con el parque arqueológico: "se pretende trazar un camino que integrándose en las líneas de nivel del terreno, cree un paseo que permita la comunicación entre el parque superior y la Vaguada de la Palma, y dote de gran importancia urbana al parque arqueológico".

Huerta de la Vaguada

Durante todo este tiempo las tres laderas del Cerro de San Vicente han padecido el abandono (a excepción de la actuación realizada a comienzos del año 2015 que permitió poner en valor un lienzo de la cerca nueva hacia el Paseo de San Vicente) como se deduce del incendio acontecido a finales de agosto de 2012 precisamente en la ladera de la Vaguada de la Palma por la acumulación de maleza. Desde entonces, una vez al año, se siega ese espacio (como única actuación), sin abordar las otras laderas protegidas por un muro al nivel de la acera perimetral.

Son evidentes los datos sobre la utilización de esos bancales como huerta hasta hace escasas décadas (disposición en terraza del terreno, restos de construcciones -noria de riego-, ejemplares de distintos árboles frutales, etc.) lo cual también corroboran los vecinos más longevos del Barrio de San Vicente.

Teniendo conocimiento de los fundamentos, objetivos, actividades y fines de la iniciativa vecinal, “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha manifestado su apoyo a la misma por ser respetuosa con el entorno y el paisaje urbano; por recuperar el uso tradicional; por divulgar  prácticas agrícolas ecológicas; por el sometimiento de la misma a un futuro convenio entre los vecinos y el Consistorio; por sus valores educativos, sociales y de integración; y por lograr un espacio de esparcimiento y encuentro, entre personas y con la naturaleza.

La propuesta vecinal, carente de ánimo de lucro, es un ejemplo de participación comprometida de los habitantes con su ciudad y muestra la preocupación de los mismos por su entorno. Siendo, además, un ejemplo singular de buena práctica en la que el patrimonio, los lugares históricos, la naturaleza, el ámbito urbano y la participación de la ciudadanía, confluirían de forma armoniosa.

Por todo esto, consideran que “la demanda realizada al Ayuntamiento de Salamanca debería traducirse en un convenio revisable que regule el desarrollo de esta iniciativa, al igual que otros que ya mantiene el propio Consistorio con otras asociaciones, clubs, empresas, etc. que disfrutan del espacio público y de instalaciones municipales con todos los servicios necesarios, independientemente de la necesaria redacción de una normativa municipal que regule la creación de huertos urbanos en la ciudad de Salamanca la cual contemple los diferentes casos que puedan darse”.