Lunes, 18 de diciembre de 2017

“Ver mi nombre anunciado en La Maestranza es una ilusión muy grande pero también mucha responsabilidad”

El novillero de la Fuente de San Esteban hará mañana el paseíllo en Sevilla para intentar proclamarse vencedor del XXXI Ciclo de Promoción de Nuevos Valores de la Torería

El novillero de la Fuente de San Esteban, David Salvador/ FOTO: Raquel Zurdo

POR MARÍA FUENTES

Más de 400 kilómetros separan la Fuente de San Esteban de Sevilla. David Salvador ya está de camino, pues mañana afronta la que será su cita más importante de la temporada: su debut en la Maestranza para participar en XXXI Ciclo de Promoción de Nuevos Valores de la Torería.

El novillero salmantino habla con SALAMANCA rtv AL DÍA a mitad de ese camino, cargado de la ilusión propia de quien sueña el toreo. “Siento una alegría muy grande por poder ver anunciado mi nombre en los carteles de la Real Maestranza de Sevilla. Me he marcado como objetivo despertar ilusión en la afición, que la gente se ilusione conmigo y seguir dando motivos para creer en mí. Es una cita de mucha responsabilidad”, explica.

Su mente, asegura, siempre está puesta en el toro, pues sabe que las oportunidades están contadas y que aquí nadie regala nada. “Soy muy consciente de lo que estoy viviendo, todo lo que hago es para disfrutarlo aunque sacrificándome mucho porque sé que no puedo dejar pasar ninguna oportunidad. Mi día a día está centrado en mi preparación y aunque también tengo que echar una mano en el negocio familiar, mi mente siempre está en esto”.

Salvador ha sabido colocarse en primera posición respecto a sus compañeros de la Escuela Taurina de Salamanca, y este último año se ha proclamado vencedor del Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo, Alba de Tormes y Vitigudino.  Su mejor baza, según explica, la personalidad. “Sé que en este certamen el nivel es muy alto, y proclamarme vencedor como en los otros certámenes que he participado sería un sueño. Cada uno mostraremos nuestras cartas, las mías se basan en intentar siempre hacer las cosas bien, entregarme y dejar huella de mi personalidad en la plaza”.

Tras Sevilla, espera una “temporada ilusionante”. En agosto hará el paseíllo en Dax (Francia) y varias citas en la provincia de Salamanca y Zamora. Su debut con picadores está cerca, aunque no hay nada confirmado. “Torear la novillada en La Glorieta sería bonito por estar rodeado de toda mi gente, sería algo muy bonito. El año pasado toreé y no pude profundizar mi faena, y tengo ahí eso pendiente”. Su momento actual lo define en una frase: “Mucha Ilusión para intentar ilusionar”. Así, Salvador espera que sus sueños se vayan cumpliendo, de momento, su mente está en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, a orillas del Guadalquivir.