Lunes, 11 de diciembre de 2017

SATSE cuestiona la viabilidad del IV Plan de Salud de Castilla y León

“Hay decisiones que llevan firmadas con la Mesa de la Profesión Enfermera de Castilla y León desde 2014 y no han tenido voluntad política de ponerlos en marcha”
El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez Aguado, en una de sus visitas a las obras que se realizan en el Complejo Hospitalario, acompañado del gerente regional de Sacyl, Rafael López

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León cuestiona la voluntad política de la Junta de Castilla y León y de la Consejería de Sanidad de poner en marcha realmente algunas de las medidas del IV Plan de Salud de la Comunidad porque tal como se han planteado en ese documento son irrealizables y llevan años paralizadas.

Ante la presentación ayer del Plan por parte del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y del consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, SATSE quiere precisar que el Gobierno autonómico parece engañar a los ciudadanos presentando medidas que llevan tiempo contempladas y que no se han querido poner en marcha. Es el caso de la Gestión a la demanda y la Estrategia de Crónicos, medidas que ya estaban contempladas en el Acuerdo que la Consejería de Sanidad firmó en abril de 2014 con SATSE y con el Consejo de Colegios de Enfermería (Mesa de la Profesión Enfermera) y que no se han llevado a cabo por presiones de otros colectivos o porque no ha habido voluntad política de implantarlas.

Además, SATSE critica que el Plan incluya que se buscará un compromiso de los profesionales para la mejora de la calidad de la asistencia y que habrá pactos en Atención Primaria y Especializada, pero se desconoce cómo se llevará a cabo esa medida ni qué implicarán esos pactos para los profesionales sanitarios porque ahora mismo no hay un sistema de incentivos y el abono de la productividad se eliminó por la crisis económica. Por esto, SATSE considera que no se puede pedir un compromiso a los profesionales a coste cero, y lo que es más grave, cuando este Sindicato lleva tiempo denunciando la desmotivación que sufren los enfermeros de la Comunidad, sometidos a continuos recortes de sus condiciones laborales, muy deterioradas hoy.

Además, se alude en el plan Perycles de reducción de listas de espera a que en Atención Primaria se reducirá la demora en la asistencia a menos de 48 horas y que se reducirán las agendas, pero de nuevo, SATSE considera que esto es un engaño a los ciudadanos porque, a la vez, se observa a diario en los centros que no se cubren las ausencias de los profesionales sanitarios, que acumulan tareas de los que se ausentan y que esto aumenta la presión asistencial.

Asimismo, SATSE considera que no es de recibo que el documento diga que se pretende mejorar pero que en uno de sus párrafos se pregunte “¿Cómo podemos mejorar el funcionamiento de nuestros centros sanitarios sin modificar sus fundamentos, coberturas o calidad?”. Es un contrasentido que nos lleva a pensar que se trata de un nuevo canto al sol por parte de la Consejería de Sanidad.