Jueves, 14 de diciembre de 2017

La ONCE impulsa 595 empleos para personas con discapacidad en la región

En Castilla y León, el total de personas en plantilla de la Organización Nacional de Ciegos Españoles asciende a 2.679

La ONCE, su Fundación y su grupo de empresas han impulsado un total de 101.119 puestos de trabajo y plazas ocupacionales para personas con discapacidad en los últimos 20 años, de ellos 9.387 en Castilla y León, un verdadero motor de empleo que ha tenido incluso más impacto en los años de crisis.

Así se deduce del recién aprobado ‘Informe de Valor Compartido 2015’ de la ONCE, Fundación ONCE e ILUNION, que se ha realizado por primera vez sobre la base de sus respectivas memorias de actividades del ejercicio, al que se incorpora el modelo de creación de valor para toda la sociedad a través de la actividad de juego responsable; la labor de la Fundación en el mundo de la discapacidad; y la demostración de que rentabilidad social y económica son compatibles.

En esta línea de generación de empleo para personas con discapacidad, en 2015, se impulsaron 8.932 nuevos puestos de trabajo, repartidos por todas las provincias de la geografía estatal, tanto dentro como fuera de la Organización.  En Castilla y León el empleo impulsado por la Organización el pasado ejercicio ascendió a 595.

En la ONCE, Fundación ONCE e ILUNION trabajaban en diciembre de 2015 un total de 67.710 personas, de las que un 56% eran personas con discapacidad y un 44% mujeres.  En Castilla y León, el total de personas en plantilla de la Organización asciende a 2.679.

Fundación ONCE mantuvo su actividad centrada en formación, empleo y accesibilidad para personas con discapacidad, con una inversión total de más de 80 millones de euros, y el grupo de empresas sociales ILUNION consolidó el primer año de la nueva marca con un crecimiento de la facturación hasta los 753,4 millones, un 18% de mejora en el ebitda y con un 34,7% de personas con discapacidad en plantilla.

Más ventas de juego responsable...

Por su parte, las ventas de las distintas modalidades de juego de la ONCE alcanzaron en 2015 los 1.805,5 millones de euros, un 2,3% más que el año anterior y, sobre todo, se logró romper la tendencia bajista iniciada en 2011. En Castilla y León las ventas mejoraron un 1,3%.

Se frena la caída de ventas del cupón, con repunte en los extraordinarios; mejora el juego activo (Eurojackpot) y las loterías instantáneas; crece Internet; y suben las ventas de los 7.985 establecimientos colaboradores 462 en Castilla y León que constituyen ya un aliado necesario para el sostenimiento de los ingresos y, por tanto, de la labor social de la ONCE. Esta red de ventas alcanza públicos y lugares no habituales de los vendedores, quienes además se benefician de una mayor presencia del producto en circulación, lo que estimula la venta cruzada.

De hecho, los agentes vendedores incrementaron su venta media más de un 3% en 2015 y la plantilla creció ligeramente, para situarse en 19.891 –todos ellos personas con discapacidad-, con la firma además de 773 contratos indefinidos, de los cuales 31 corresponden a Castilla y León.

Este aumento de las ventas ha permitido a la Organización mantener y afianzar su labor social, tanto dirigida a las personas ciegas como al resto de personas con discapacidad, a través del traslado automático del 3% del total de las ventas a Fundación ONCE.

De los 1.805,5 millones de euros de ventas, un 50,1% se destina a premios; un 25,4% a salarios y pagos sociales de vendedores; un 12,7% a otros gastos del capítulo de juego; y el resto, el 11,8% que constituye el margen de gestión, se invierte íntegramente a acción social dirigida a las personas con discapacidad, hasta un total de 213,3 millones de euros.

...para más servicios sociales

Para la atención de las 72.256 personas ciegas distribuidas por todo el territorio, la Organización cuenta con más de 1.600 profesionales de servicios sociales (profesores, psicólogos, asistentes sociales, técnicos de rehabilitación, expertos en tecnologías accesibles...) que cubren las necesidades en todas las etapas vitales.

El pasado año se incorporaron como afiliados a la ONCE, tras perder la vista, un total de 3.364 personas de estas, 224 corresponden a nuestra Comunidad, para quienes se puso en marcha un plan individual de atención adaptado a cada lugar y situación. En esta línea, se dio cobertura a más de 7.400 estudiantes ciegos en todos los ciclos (1.000 en la universidad) 394 en Castilla y León; se hicieron 30.000 servicios personalizados; se atendió a casi 400 personas con sordoceguera mediante 97 profesionales de la Fundación ONCE para la Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS); se mantienen en préstamo gratuito 11.015 equipos accesibles para estudio y trabajo de personas ciegas por importe de 10,9 millones de euros; se han adaptado a braille y sonoro 60.000 textos; o se han atendido 233.000 descargas de libros de la biblioteca digital ONCE, entre otras acciones.

Mención especial merece la entrega de un total de 144 perros procedentes de la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG), que en 2015 celebró sus primeros 25 años situando a este garante de la autonomía de las personas ciegas como otro activo más de la sociedad española que, actualmente, ve trabajar a un total de 1.064 de estos perros en toda España, 46 de ellos en Castilla y León.

Fundación ONCE: conocimiento y discapacidad

La Fundación ONCE se constituye como el referente del sector de la discapacidad incorporando en su Patronato a las organizaciones más representativas del sector. Su principal fuente de ingresos es la ONCE (54,3 millones de euros en 2015), a lo que suma la cogestión del Fondo Social Europeo (FSE), que le permite, en conjunto, destinar más de 80 millones de euros a labor social dirigida a las personas con discapacidad desde la formación, el empleo y la accesibilidad, principalmente, sin olvidar el necesario impulso normativo y reivindicativo, así como la innovación tecnológica.

En 2015 ha validado más de 1.400 iniciativas de personas físicas y jurídicas dirigidas a la discapacidad, a las que ha destinado un montante superior a los 62,5 millones de euros, con presencia en todo el territorio y todas las tipologías, con especial impulso a la innovación. Así, se han apoyado 101 proyectos emprendedores con 0,8 millones de euros.

Se han firmado más de un centenar de convenios con distintos tipos de entidades con el fin de cumplir objetivos de formación, empleo, eliminación de barreras y promoción del diseño para todos. En concreto se han suscrito 18 convenios y 12 acuerdos de colaboración con distintas universidades; 10 convenios Inserta (con garantías de creación de 432 empleos en 5 años); y se han aprobado 779 proyectos de accesibilidad con un compromiso de gasto de más de 11 millones de euros.

Además, se han realizado un total de 1.061 cursos de formación para personas con discapacidad en toda la geografía 43 en Castilla y León, que han permitido mejorar su capacidad de acceso al empleo a otras 240 personas.

ILUNION

El grupo de empresas sociales de la ONCE y su Fundación llevó a cabo en 2015 la unificación de todas sus compañías bajo la nueva marca, ILUNION. En su primer año demostró que la rentabilidad económica es compatible con la social.

ILUNION cerró 2015 con un crecimiento de sus ingresos hasta los 753,4 millones de euros y, lo más importante, con una mejora del ebitda de un 18% hasta lograr unos resultados positivos de 31,7 millones. Además, cumplió con el fin marcado en su nacimiento y elevó hasta un 34,7% el porcentaje de personas con discapacidad en plantilla. Su actividad tiene presencia en todas las comunidades autónomas, con 563 centros de trabajo (264 considerados Centros Especiales de Empleo –CEE-).

En Castilla y León el grupo ILUNION mantiene 50 centros de trabajo, de los que 22 son centros especiales de empleo. Factura un total de 41,4 millones de euros y genera empleo para 1.302 personas, de las que 487 tienen discapacidad.

El grupo de empresas facilita la inclusión laboral de personas con discapacidad con protocolos de actuación y personal especializado. Su cadena ILUNION Hoteles ha sido la primera en contar con los primeros hoteles gestionados como centros especiales de empleo. Además, sus instalaciones cuentan  con la certificación Qsostenible, y es la única en España que ha sido certificada en accesibilidad universal (UNE 170001-2).