Sábado, 16 de diciembre de 2017

Al César lo que es del César

Al César lo que es del César

 

La urbanización Valdelagua, en el municipio de Santa Marta de Tormes, se fundó hace unos cincuenta años por iniciativa de un grupo de familias con el constructor Mariano Rodríguez.

A lo largo de estos cincuenta años, la urbanización ha sufrido una interminable serie de NO acuerdos para que el ayuntamiento correspondiente procediera a su recepción.

Y precisamente como consecuencia de estos no acuerdos y del paso de los años, las infraestructuras se fueron deteriorando hasta llegar a tener una apariencia de abandono que perjudicaba, y mucho, a sus vecinos y a todos los que pasaban con vehículos por sus calles llenas de baches, sus aceras resquebrajadas, iluminación deficiente y otros problema más.

Unos por otros la casa sin barrer.

Finalmente, hace poco menos de dos años, la comunidad de propietarios decidió hacerse cargo del arreglo total de la urbanización, acordando con los vecinos la aportación del pago que a cada uno correspondiera según su coeficiente, y realizándose a través de cuotas mensuales por una duración aproximada de tres años.

Comenzaron las obras y hoy el aspecto de Valdelagua es totalmente diferente: aceras, asfaltado, iluminación, todas las infraestructuras renovadas.

Sorprendentemente, resulta que ahora a nivel calle, y sobre todo entre los vecinos de Santa Marta, se oyen comentarios en los que se asegura que el Ayuntamiento ha arreglado la urbanización a los vecinos de Valdelagua, señalando incluso que pueda haber una cierta deferencia al realizar semejante inversión.

Pues NO.

Lo que ha pagado y paga el Ayuntamiento es la cuota que le corresponde según su coeficiente por las parcelas de las que es propietario, exactamente igual que cualquier otro propietario.

Valdelagua no ha tenido nunca ningún beneficio. La limpieza de las calles, los averías y todos sus problemas, los han realizado los empleados que la propia urbanización tiene contratados.

Cuando el Ayuntamiento reciba Valdelagua ( ahora se supone que lo hará) entonces será como cualquier otra comunidad y disfrutará de los mismos beneficios y acuerdos.

Pero eso si, ahora que los vecinos han pagado su total renovación.

Al César lo que es del César.