Martes, 12 de diciembre de 2017

Sergio y Charo se dan el ¡Sí, quiero! en la Purísima rodeados de familia y amigos

Más de 200 personas disfrutan de un enlace que tuvo su cena en el Trip Montalvo y se alargó hasta altas horas de la mañana

Sergio y Charo con sus respectivos padres en la cena del enlace

El verano es tiempo de bodas y este pasado fin de semana hubo una muy especial. Sergio y Charo unieron sus vidas para siempre en la Iglesia de la Purísima ante más de 200 personas que disfrutaron por todo lo alto del enlace. Familia y amigos venidos desde muchas partes de España se congregaron el pasado sábado para oír el ¡Si, quiero! de los novios.

La Eucaristía, oficiada de forma jovial y alegre por el párroco Poli Díaz, tuvo sorpresas que hicieron saltar las lágrimas a más de uno en una emocionante ceremonia y que estuvo amenizada por una exquisita representación musical.

Los novios recibieron una cariñosa felicitación en forma de arroz, pétalos de rosa y confeti cuando salieron del templo. Tras las fotos de rigor la fiesta nocturna comenzó con un cóctel en el Hotel Trip Montalvo donde aparecieron ante los aplausos de los invitados.

La cena, con rape y solomillo como principales platos, hicieron las delicias de los comensales en unas horas donde el humor, las risas y el buen ambiente presidieron unas horas llenas de música, baile y buenas conversaciones.

Otro de los detalles importantes es que los novios, cooperantes con ONG’s desde hace años, hicieron una aportación a dos de ellas, una de Ecuador y otra de la India, en otro guiño de su buen hacer social, una decisión que fue muy aplaudida por los invitados. Reencuentros entre familiares y amigos pusieron el broche de oro a una jornada donde los más nocturnos se recogieron pasadas las 6 de mañana.

Sergio y Charo tienen ahora ante sí unas largas vacaciones en las que disfrutarán de un largo viaje visitando numerosos países que le harán dar la vuelta al mundo, pero no en 80 días, tendrán que hacerlo en menos de 40. Felicidades.

Fotos: Redacción