Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Herramientas Sanitarias

La Salud y la enfermedad dependen de múltiples causas y factores que determinan o condicionan el devenir de las personas en relación con el binomio Salud y enfermedad. Este binomio es una moneda con dos caras: una positiva, que supone el vivir para fomentar la Salud y, otra negativa, que supone vivir cada día llamando a la puerta de la enfermedad. Lo que hace que la moneda caiga en una u otra cara es la forma en que nos comportamos con nuestro cuerpo mediante nuestros hábitos y también cómo se afrontan los retos que conlleva la Vida. Estos dos componentes marcan nuestros comportamientos y, por tanto, nuestros riesgos de padecer enfermedad/es.

Por estos motivos y razones, hay que ser conscientes que las posibilidades de contraer enfermedades depende de los antecedentes personales que no se pueden, dado que nacemos con esa carga genética; pero que éstos no suponen más que una minoría de enfermedades, menos de 3%, porque la mayor parte de las enfermedades se adquieren a los largo de los años y dependen fundamentalmente de los factores de riesgo que asumimos en el día a día con los hábitos y comportamientos en relación con el consumo tabaco, alcohol o drogas ilegales, con el comer en exceso, el no realizar ejercicio, buscar excusas y/o culpables para no asumir responsabilidades, darle excesiva trascendencia al destino, etc. La buena noticia es que todo esto se puede controlar y neutralizar a través del sentido común y de la utilización de la principal herramienta que tiene el cuerpo humano, la utilización de la corteza cerebral que nos debe hace ser consecuentes y coherentes con lo realmente importante, la Salud como valor y como recurso para la Vida. También para aquellos que no puedan procesar el día a día de manera adecuada existe otra herramienta que se basa en los consejos y recomendaciones que los profesionales sanitarios dan a sus pacientes para que lleven un estilo de vida saludable y, sean conscientes que lo importante es llevarlo a cabo.

 

El estilo de vida constituye actualmente el principal determinante de la Salud individual y Colectiva y se adquiere esencialmente mediante Educación Sanitaria (ES). A ésta nadie actualmente le da la importancia que se merece. Por una parte, los pacientes esperan recetas mágicas que no existen y, por otra, los profesionales no la practican porque es más cómodo y les lleva menos tiempo la prescripción de medicamentos. Además, la cultura sanitaria que se vecería adquirir mediante consejos y recomendaciones y que se venía transmitiendo desde hace décadas de padres a hijos; se ha dejado de hacer y, actualmente, su déficit es tan alarmante que se trata del mayor determinante de enfermedad e insostenibilidad.

Para terminar, un recuerdo para las víctimas de una enfermedad social degenerativa cuyo síntomas son el odio y el fanatismo y que se manifiesta atentando contra los Derechos Humanos como la libertad y la Vida, valores que se adquieren con la Educación y que se defienden y protegen con la utilización saludable de la corteza cerebral.

Descanso y Paz para las víctimas inocentes y, Salud y Solidaridad, para sus familiares y amigos…

JAMCA