Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La nidificación del vencejo retrasa la limpieza de los paramentos de la muralla

CIUDAD RODRIGO | En el Ayuntamiento esperan que la intervención pueda comenzar a mediados del mes de agosto

A estas alturas del mes de julio, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo confiaba en poder tener ya totalmente limpia la zona de paramentos de la muralla comprendida entre la Puerta del Sol y la Brecha Grande, donde se acumula bastante vegetación, especialmente en el tramo entre la Puerta del Registro  y las Puertas de Amayuela.

Sin embargo, la operación de limpieza se ha retrasado –en principio al mes de agosto-, por culpa de un pájaro, según explica el alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, a Ciudad Rodrigo Al Día.

El Ayuntamiento hizo pública su intención de limpiar esa zona a mediados de junio, confiando en poder ejecutarla de forma inminente (se quería tenerla incluso lista para la celebración del ingreso en la Lista de los Pueblos Más Bonitos de España). En ese momento, únicamente se estaba a la espera del visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio, y de que los trabajadores de Urbaser –empresa que llevará a cabo la intervención- completasen un curso para poder trabajar en altura.

Ambos requisitos ya están cumplidos pero, según explica Juan Tomás Muñoz, una vez se hizo pública la intención de limpiar los paramentos un guarda del Servicio Territorial de Medioambiente de la Junta de Castilla y León se puso en contacto con el Ayuntamiento para advertir que si realizaban la operación en estas fechas era previsible que fueran objeto de una sanción por culpa del vencejo.

Aunque se desconoce cuál es su ‘influencia real’ en la vegetación de la muralla mirobrigense, este guarda comunicó al Ayuntamiento que ahora mismo es época de nidificación de este tipo de pájaro, con lo cual no se puede hacer una operación de estas características en la que se eliminará toda la vegetación de los paramentos comprendidos en el citado tramo.

En principio, el vencejo emigrará a mediados del mes de agosto, momento en que ya se podrá llevar a cabo la intervención, en la cual el Ayuntamiento únicamente pagará el coste del alquiler de la plataforma elevadora que permitirá llegar a las zonas más altas de los paramentos, ya que la mano de obra la aportará Urbaser desinteresadamente.