Viernes, 15 de diciembre de 2017

Masacre terrorista en Niza con más de 80 muertos y decenas de heridos

El conductor del vehículo, un hombre de origen franco-tunecino, ha sido reducido a tiros por la Policía, que insta a la población a permanecer en sus casas / Prorrogado el estado de emergencia en Francia durante tres meses más
arios cadáveres en el paseo marítimo de Niza. / Eric Gaillard (Reuters) / El Norte de Castilla

Ocho meses después de la matanza del 13-N, el terrorismo volvió a golpear con contundencia cruel Francia anoche en la fecha señalada de su fiesta nacional. Al menos 84 personas han fallecido cerca de la medianoche en Niza, sudeste del país, y 120 resultaron heridas, 18 de ellas en estado grave, al ser atropelladas por un camión que embistió contra la multitud que asistía a una exhibición de fuegos artificiales con motivo del 14 de Julio. La sección antiterrorista de la Fiscalía de París se hizo cargo del caso mientras la Policía gala mantenía en marcha una operación de madrugada en previsión de que tuviera cómplices el conductor del vehículo, un tráiler blanco de gran tamaño, que fue abatido por las fuerzas del orden.

El conductor del vehículo ha sido reducido a tiros por la Policía y la Prefectura de Alpes-Maritimes ha calificado los hechos de atentado y ha instado a la población a permanecer en sus casas, aunque el carácter terrorista de lo ocurrido aún no está confirmado, según informa el diario francés 'Le Figaro'.

“Hay decenas, quizás una treintena de muertos", ha dicho el subprefecto del Departamento de los Alpes Marítimos, en el sudeste de Francia, que ha agregado que el conductor del vehículo ha sido abatido, informó El Norte de Castilla.

Alrededor de las 23:20 un camión ha arrollado el paseo marítimo de Niza a la altura de la plaza de Masséna, donde a esas horas se congregaba una multitud para ver los fuegos artificiales que iban a servir de cierre a las celebraciones del Día Nacional.

Según 'Nice Matin', un diario local, se han producido escenas de pánico entre la población, que ha comenzado a correr en todas direcciones. Las fuerzas del orden, militares incluidos, han establecido un perímetro de seguridad.