Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Avenida de Sefarad recupera el doble sentido 8 meses después

CIUDAD RODRIGO | Según se apunta desde el Ayuntamiento, el sistema que ha habido en los últimos meses “ha funcionado de forma satisfactoria”

Desde la mañana del jueves, el tramo de la Avenida de Sefarad de Ciudad Rodrigo comprendido entre la calle La Báscula y la Avenida de Yurramendi vuelve a tener doble sentido de circulación, ocho meses después de que se prohibiera por razones de seguridad con el objetivo de acabar con el punto negro en el que se había convertido la confluencia de las avenidas de Sefarad y de Yurramendi, “uno de los cruces más problemáticos para el tráfico rodado y con alta tasa de siniestralidad”, según se apunta desde el Ayuntamiento.

La medida obligaba a aquellos vehículos que subían por la Avenida de Sefarad desde la Avenida de Portugal a desviarse por la calle La Báscula y tomar la calle Campo de Toledo para alcanzar la Avenida de Yurramendi.

La prohibición, implantada “siguiendo los criterios marcados por la jefatura de la Policía Local”, suscitó numerosas críticas, así como muchos incumplimientos, bien por despiste o por voluntad propia, continuando por la Avenida de Sefarad hasta el cruce con Yurramendi, de donde se retiró la señal de Stop que había, con el riesgo que ello suponía.

Desde el Consistorio se apunta que la medida, aunque “discutible”, “ha funcionado de forma satisfactoria” según los criterios técnicos. Sin embargo, se ha decidido devolver el doble sentido a ese tramo mencionando, aunque tras la implantación de unas cuantas medidas. La primera de ellas fue la construcción la semana pasada de un resalto de baja altura en la Avenida de Yurramendi, justo antes de llegar el cruce con Sefarad.

Durante esta semana se ha procedido a implantar el resto de medidas, como el pintado de una nueva señalización horizontal para los conductores que llegan por Sefarad a Yurramendi, el cambio de la forma de aparcamiento (se han repintado los espacios para que se aparque en línea en vez de en batería), y la instalación de un espejo en la esquina opuesta al Centro Comercial.

Asimismo, se ha vuelto a colocar una señal de Stop en el cruce entre Sefarad y Yurramendi, suprimiendo las de prohibido circular que se situaron a la altura del desvío hacia la calle La Báscula. Por otro lado, se ha suprimido la señal horizontal que obligaba a realizar ese desvío; se ha repintado el paso de cebra que hay cerca del cruce, y se ha desplazado a la intersección de la Avenida de Portugal con la Avenida de Sefarad la señal de limitación de tonelaje.