Jueves, 14 de diciembre de 2017

Uno de cada cinco conductores viaja con exceso de carga en su vehículo

En caso de accidente a 60 km/hora, una maleta de diez kilos multiplica por 56 su peso
El exceso de equipaje aumenta los riesgos en carretera

Antes de salir de viaje conviene ser previsor y planificar, entre otros, la revisión del vehículo y la organizción del equipaje. Y es un gesto tan aparentemente banal como preparar el equipaje puede reducir, si se hace bien, o aumentar, si se hace mal, el riesgo de daños en caso de accidente en la carretera. Según un informe presentado este miércoles por el RACE y Goodyear, y publicado por El Norte de Castilla, uno de cada cinco conductores viaja con exceso de carga en su vehículo, un problema que, en determinadas situaciones, puede desembocar en la pérdida de control del vehículo.

Pero además, la sobrecarga al hacer las maletas y la falta de espacio en el maletero se traducen en que muchos bultos acaban dentro del habitáculo, algo contra lo que alertan los expertos en seguridad vial. Y es que, en caso de accidente a 60 kilómetros por hora, una maleta de diez kilos multiplica por 56 su peso, de manera que el impacto que produce en un pasajero puede ser como el de chocar contra un toro.

El informe de RACE y Goodyear aconseja que los bultos más rígidos se coloquen al fondo del maletero, y los más pesados, primero, en la zona más adelantada, mientras que el resto del equipaje debe ir encima; se debe sujetar la carga a los puntos de amarre del maletero con sujeciones y redes; no colocar objetos en la bandeja trasera para que no impidan la visibilidad del conductor y evitar el riesgo para los pasajeros en caso de frenada; abrochar el cinturón de los asientos traseros aunque no viaje nadie porque evita que el equipaje pase desde el maletero al habitáculo; si el maletero es insuficiente, utilizar cofres cerrados, y si se utilizan cofres, hay que recordar que el comportamiento del coche varía: se eleva su centro de gravedad y tiene menos potencia.

Seguridad y concienciación vial

Julio y agosto son los meses que más desplazamientos registran, 84 millones entre ambos, como recuerda el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santacecilia, que pone cifras al drama de las carreteras: 225 muertos y 1.021 heridos . Y aunque la concienciación vial mejora, sigue habiendo conductores de riesgo, que responden a este perfil: un varón de mediana edad, con un coche con más de diez años, que circula por una carretera convencional, no ha revisado el vehículo y ha colocado el equipaje de manera anárquica.

Otro aspecto importante a la hora de iniciar el viaje son los neumáticos. En este caso, resulta básico revisar su desgaste (aunque el mínimo legal de la banda de rodadura es de 1,6 milímetros, los expertos recomiendan cambiarlos al llegar a 3), no rebasar los límites de velocidad y de carga establecidos por el fabricante; revisar la presión cada 2.000 kilómetros o antes de un viaje largo (debe hacerse en frío, es decir, circulando tres kilómetros a poca velocidad); colocar siempre el tapón de la válvula y comprobar también la rueda de repuesto. Santacecilia destaca que “uno de cada cuatro conductores no revisa la presión de sus neumáticos y el 35% no controla el desgaste”.