Jueves, 14 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

El Ayuntamiento rechaza el traslado del mercadillo a la Plaza Mayor

ALBA DE TORMES | Alega para ello el insuficiente espacio para dar cobijo a treinta y cinco puestos de vendedores y la seguridad de los mismos
El Ayuntamiento propone la zona de la Basílica como otra opción

Justo hace un mes, este medio de comuniación informaba de la iniciativa de recogida de firmas que comerciantes y hosteleros de Alba de Tormes estaban llevando a cabo a fin de promover el traslado de ubicación del mercadillo, situado actualmente en la Plaza del Mercado, y que de prosperar la iniciativa de los comerciantes y hosteleros pasaría a ubicarse en la Plaza Mayor.

En torno a setenta negocios se habían sumado ya a la iniciativa de pedir al Ayuntamiento de Alba de Tormes el cambio de ubicación del mercadillo, y se esperaba que en los días venideros a la publicación de la noticia, ambos colectivos se reunieran con representantes del Consistorio Municipal con el objetivo de valorar la viabilidad de la iniciativa.

Esta reunión que venía esperándose tuvo lugar ayer, y el resultado de ella no pudo ser más descorazonador para comerciantes y hosteleros. Su propuesta de trasladar el mercadillo a la Plaza Mayor y zonas adyacentes (Plaza de Cubinos, Sánchez Llevot, Álamo Salazar), buscando así un mayor beneficio para la zona central del municipio, fue rechazada por el Ayuntamiento albense alegando motivos de seguridad y de espacio para los cerca de treinta y cinco vendedores que forman parte actualmente del mercadillo de Alba de Tormes.

A raíz del rechazo del traslado a la Plaza Mayor, los representantes del Ayuntamiento presentaron a comerciantes y hosteleros otra alternativa; trasladar el mercadillo a la zona de la Basílica. En las próximas fechas se esperan más reuniones entre ambas parte a fin de poner una solución a este tema, aunque la viabilidad de trasladar el mercadillo a la Plaza Mayor se torna casi nula, rechazando incluso el Ayuntamiento un ‘diseño’ por parte de comerciantes y hosteleros de cómo quedarían los puestos de los vendedores en el caso de situarse en la Plaza Mayor.

Por su parte, el Ayuntamiento ha decidido no pronunciarse hasta que hable con todas las partes implicadas en el proceso de traslado (vendedores, comerciantes, hosteleros, vecinos, etc.), confirmando que esta primera reunión únicamente ha sido una mera toma de contacto, y que habrá más en el futuro.