Jueves, 14 de diciembre de 2017
Guijuelo al día

Adrecag invita a las empresas locales a expandir sus fronteras

GUIJUELO | El centro cultural acoge un encuentro para dinamizar la internacionalización de productos

Durante dos horas se habló de los beneficios y requisitos para exportar productos. Fotos. Ayto. de Guijuelo.
La Asociación para el Desarrollo de las Comarcas del Campo Charro, Alba de Tormes y Guijuelo (Adrecag) organizaba esta mañana un encuentro, en el Centro Cultural, en el que se ha formado a más de una treintena de empresas locales de cómo dar los primeros pasos de la internacionalización.
La jornada, que comenzaba con las palabras de bienvenida de Fernando Gómez, secretario del Grupo de Acción Local y miembro de la Asociación de Industrias de la Carne (AIC), se enmarca dentro del Proyecto de Dinamización y Fomento de la Internacionalización de las Empresas de la provincia de Salamanca promovido por Adrecag en colaboración con los demás grupos de acción local de la provincia y que cuenta con el apoyo de la Diputación.
A lo largo de más de dos horas, los asistentes han podido conocer los requisitos y el caso práctico de una empresa cárnica exportadora a China. “Lo primero que hemos querido es que los propios interesados sepan diferenciar entre lo que es la venta al exterior dentro del mercado europeo y lo que supone exportar fuera de Europa”, apuntaba Belén Nieto, directora de Glocal Asian, empresa integrada en el proyecto ‘Salamanca Internacional’. “Hay muchas empresa a las que les pueden interesar mercado no comunitarios como México, Japón, China o Estados Unidos, en los que hay que conseguir una homologación previa”, añadía Belén Nieto. 
De hecho, es precisamente el caso de la homologación en el mercado asiático la que hoy se ha analizado con más profundidad. Lo primero que tiene que hacer una empresa interesada en exportar a China es conocer la normativa y aplicarla a la empresa, además de inscribirse en un registro de empresas exportadoras que hay en ese país. En este caso, la homologación hay que conseguirla en toda la cadena productiva, desde la granja, a la fábrica y después al almacén. Cuando se haya aplicado la normativa, un inspector es el encargado de comprobar que todo cumple los requisitos necesarios y, si es así, se entrega un permiso de exportación que hay que renovar cada cuatro años. 
“Con estas charlas queremos incentivar a las empresas y profundizar en los aspectos que más pueden interesar en Guijuelo a la hora de trabajar la internacionalización”, afirmaba Rosa Martín, gerente de Adrecag, quien indicó que dentro de este proyecto de dinamización, además de estas charlas, se ha habilitado un servicio de consultoría de comercio internacional para empresas, de carácter gratuito, que estará disponible hasta finales de octubre a través del teléfono 628 744 248 de 9,00 a 17,00 horas y en el correo info@salamancainternacional.com