Domingo, 17 de diciembre de 2017

Ciudadanos da marcha atrás y se abstendrá en la segunda votación de investidura de Rajoy

La formación naranja confirma el giro desde las elecciones y los 32 diputados votarán no en la primera votación, absteniéndose en la segunda
Albert Rivera, líder de Ciudadanos

Ciudadanos votará no en la primera votación de investidura del presidente del Gobierno y se abstendrá en la segunda, tal y como ha decidido este miércoles la Ejecutiva de la formación. Decisión aprobada por unanimidad tras la reunión mantenida el martes entre Albert Rivera y el presidente en funciones, Mariano Rajoy. Una confirmación del giro de Ciudadanos que recula en su compromiso electoral de no apoyar a Rajoy para continuar como presidente.

Rivera, a favor ahora de un Gobierno en minoría encabezado por Rajoy

"No vamos a apoyar al Gobierno". Han sido las palabras de Albert Rivera al término de la reunión de una hora y media con Mariano Rajoy para ver si éste cuenta con apoyos suficientes para presentarse a la investidura. Rivera ha afirmado que a él le hubiera gustado un gran pacto a tres entre el PP, PSOE y Ciudadanos. "Como esa posibilidad no puede darse y dado que Mariano Rajoy quiere presentarse a la investidura, sólo queda el plan B, que es un Gobierno en minoría del PP", ha afirmado para después insistir en que no va a apoyar al Ejecutivo de Rajoy.

Eso sí, Rivera ha dicho que se compromete a realizar "una oposición constructiva y conciliadora" y que trabajará por sacar adelante en esta legislatura todas las reformas que defiende. "Hace falta un Gobierno cuanto antes. No queremos terceras elecciones pero tampoco vamos a estar en este Gobierno". Según ha explicado en su comparecencia ante los medios de comunicación, el presidente de Ciudadanos convocará mañana a la Ejecutiva de su partido para decidir el voto que finalmente da esta formación en la investidura.

"Ha sido una reunión constructiva, así la valoro, que abre puentes y diálogo para una legislatura que no va a ser sencilla. Una legislatura compleja pero también cargada de oportunidades para una nueva etapa política en España", ha manifestado.

Rivera ha afirmado que tras su entrevista con el jefe del Ejecutivo en funciones se lleva la sensación de que puede haber un "gobierno en minoría" y ha expresado su voluntad de sentarse a hablar del techo de gasto y empezar a debatir sobre las cuentas públicas.

La anécdota

Después del saludo inicial antes de empezar la reunión entre ambos, Rivera no ha querido volver a levantarse para repetir el gesto que le pedían los informadores gráficos, protagonizando la anécdota del encuentro, muy comentada en las redes sociales.

La entrevista tenía como objetivo, según aseguraron ayer fuentes populares, "recomponer" las relaciones con Ciudadanos, que durante toda la campaña ha mantenido que no apoyarían un gobierno presidido por Rajoy al considerar que no es la persona adecuada para afrontar una nueva etapa de regeneración.

Aunque Rivera ha reiterado que Ciudadanos nunca ha hablado de vetar al líder del PP, sí que ha afirmado que no facilitarían su ejecutivo ni con la abstención de los 32 diputados de la formación naranja.

Rivera y Rajoy se entrevistaron por última vez el pasado 28 de diciembre en el palacio de la Moncloa, ocho días después de las elecciones, en una cita para sondear las expectativas de entonces para formar gobierno.

Fuente El Norte de Castilla