Miércoles, 13 de diciembre de 2017

La selección sub 20 femenina se la juega este martes ante Bosnia

Tras el tropiezo ante la anfitriona; la jugadora del Avenida Laura Quevedo anotó 12 puntos
Un momento del partido ante Portugal

La selección sub-20 femenina de baloncesto tendrá que olvidar rápido el tropiezo en el Europeo de Portugal ante la selección anfitriona por 64-60. Primera derrota para España y para la perfumera Laura Quevedo, que cerró su actuación ante Portugal con 12 puntos anotados y 10 rebotes, si bien la jugadora resultó clave para llegar al descanso con una ventaja de 15-29. Este martes el rival en la cancha será la selección de Bosnia, que ha perdido sus dos encuentros disputados hasta ahora en competición.

Tras un primer cuarto de ventaja local (13-10) en el que tuvo una puesta en escena similar a la del día anterior, España encontró acierto exterior, tuvo a Quevedo a su jugadora clave para liderar un parcial descomunal que unía la eficacia defensiva y los mejores porcentajes en ataque para conseguir llegar al descanso con un esperanzador 15-29, catorce puntos que en cualquier otra situación hubiesen significado una ventaja decisiva.

Pero no fue así. Portugal se sacudió la presión en el vestuario y saltó a la pista en la reanudación dispuesta a reducir diferencias. España perdió la inspiración con la que había sabido jugar el segundo cuarto y de manera difícilmente comprensible el marcador se fue igualando de forma lenta pero constante con Gonzalves imparable hasta llegar al ecuador de la segunda parte con una ventaja de sólo 3 puntos (34-37 en el minuto 29, 36-41 en el 30). José Ignacio Hernández había rotado constantemente a sus jugadoras buscando romper el ritmo rival y encontrar a la vez esa fuente de inspiración perdida. Orts había tomado la iniciativa ofensiva española.

En el último cuarto el partido entró en una fase dramática, viviendo cada ataque y cada defensa como si fuera la última del partido, como si la medalla estuviera en juego ya en el segundo partido del campeonato. 43-45 a falta de siete minutos, 45-47 a seis, un marcador que ilusionaba a una Portugal que vivía en la frontera de una remontada que alcanzaba en el minuto 35 empatando a 49. A tres minutos Portugal conseguía ponerse por delante, 53-52. Cazorla con dos tiros libres puso por delante a España (55-56) a 1’ 16’’ del final pero cinco puntos lusos en pocos segundos llevaban el desenlace del lado local, con Gonzalves nuevamente estelar, con 27 puntos al final.