Viernes, 15 de diciembre de 2017

Calle de Doyagüe

Se llamó calle del Arce y durante los siglos XII-XIII  muchos notarios ejercieron su actividad

Desde muy antiguo esta calle medieval se llamó calle del Arce por desembocar frente al la Puerta de Arce de la Catedral Vieja, donde durante los siglos XII y XIII  muchos notarios ejercieron su actividad.

La antigüedad de la calle del Arce la data en las escrituras del año 1150.

Tras la muerte de D. Manuel José Doyagüe, compositor de música religiosa, que permaneció toda su vida al servicio de la catedral salmantina, sin apenas salir de ella, se acordó dedicarle esta calle en la que vivió.

Doyagüe fue el último profesor universitario de música antes de la supresión de la cátedra, padeció los rigores de la época que le tocó vivir, sufriendo reducciones de salario durante la ocupación francesa. Estudió y enseñó en la catedral salmantina, fue profesor interino de la Universidad y Profesor Honorario del Conservatorio Superior de Madrid.

Actualmente esta calle ha perdido parte de su viejo trazado al desembocar en la plaza de los Leones, creada al derribar las casas en la confluencia de las calles Doyagüe y del Arcediano (antes de los Leones).

FOTOGRAFÍAS

Primera: Calle de Doyagüe.
Cándido Ansede.

Segunda: Esquina de la calle Doyagüe.

Fuente: Salamanca en el ayer.

Esperanza Vicente Macías