Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Detenido en la frontera un portugués que amenazó con un revólver al empleado de un parking

FUENTES DE OÑORO | El hombre fue detenido al acudir a quejarse de la “falta de seguridad” en la frontera

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la jornada del jueves en Fuentes de Oñoro a un súbdito portugués como presunto autor de un delito de amenazas al empleado de un parking de la calle Perdones de Salamanca capital.

Estas amenazas tuvieron lugar en la jornada del miércoles, cuando el citado súbdito portugués acudió a recoger su vehículo al citado parking. Al comunicarle el empleado el importe que debía pagar, el hombre se negó a abonarlo, iniciándose una fuerte discusión.

Cuando el empleado dijo que iba a hablar con sus jefes, el propietario del vehículo sacó del maletero de su coche lo que parecía un revólver, giró el tambor y le apuntó con él a la cara. Ante ello, el empleado le dejó irse sin pagar, comunicando los hechos a la Policía Nacional.

Las fuerzas de seguridad consiguieron esclarecer quién era el autor de los hechos, poniéndose en marcha una operación de búsqueda y captura para localizarle, de tal modo que se distribuyó la información en torno al sujeto, que fue comunicada a la Unidad de Extranjería y Documentación de Fuentes de Oñoro y al COS de la Guardia Civil.

La detención del hombre se produjo de una forma un tanto peculiar, cuando el propio ciudadano portugués, de 61 años de edad, se presentó en las dependencias policiales de Fuentes de Oñoro para ‘denunciar’ ante los funcionarios lo que él consideraba una “falta de seguridad en la frontera”.

Los agentes procedieron a comprobar los datos del individuo, descubriendo que era el autor de las amenazas del día anterior en Salamanca capital. Ante ello, agentes de la Unidad de Extranjería y Documentación de la Policía Nacional procedieron a su detención. A la hora de registrar su vehículo, encontraron en el maletero un revólver simulado de pistones, que la víctima del suceso ha reconocido como el empleado en las amenazas.

El detenido, junto a las diligencias policiales instruidas, ha sido puesto a disposición judicial.