Martes, 12 de diciembre de 2017

Al atardecer de oro

Es la desnudez de la piedra la que atrae la luz con la ternura del atardecer. Con ese temblor al rozar la noche, vestida con las espigas del verano, Dios suena dentro de ti como el rumor de los vencejos cuando hacen en el cielo círculos de amor. Ahora sé por qué la ciudad es del color del oro, por qué los dioses encuentran aquí su espacio al caer el día, en el silencio del cielo en sangre.

(Jclp)

La fotógrafa Carmen Borrego acaricia con su cámara las piedras más altas de la ciudad. Su ‘mirada’ nos introduce en la sensibilidad, en la luz y las sombras, en los detalles que dan vida a los rincones más íntimos de ‘Ieronimus’ al anochecer. De su mano, SALAMANCArtv AL DÍA ofrece una completa galería de estampas desde las torres de la catedral al final del día.

Ver más imágenes: