Lunes, 11 de diciembre de 2017

Las universidades españolas ofrecen 532 titulaciones no presenciales

Los rectores recuerdan que este tipo de enseñanza "ha venido para quedarse" y avisan de que habrá más demanda "cuando los empleadores descubran que es tan buena como la presencial"

a implantación de los cursos no presenciales está cambiando el perfil de los alumnos

Las universidades españolas saben que el futuro pasa por la enseñanza a distancia, y en esa dirección están dando pasos. El número de titulaciones no presenciales que ofertaron el año pasado fue de 532, lo que supone un 8% del total de titulaciones. La cifra representa un incremento respecto al año anterior, cuando fueron el 7%.

Esta es una de las principales conclusiones del informe 'UniversiTIC 2015. Análisis de las TIC en las Universidades Españolas', presentado este lunes en Madrid por la Conferencia de Rectores (CRUE). "Las universidades tenemos que estar muy atentas para incorporar cursos no presenciales porque han venido para quedarse", asegura el presidente de CRUE-TIC y rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega.

La implantación de los cursos no presenciales está cambiando el perfil de los alumnos, que cada vez más buscan complementar su formación, pero ya no se conforman con hacerlo en la universidad que tienen más cerca de casa. "Puedes estudiar a distancia en cualquier universidad del mundo", recuerda Gómez Ortega. Y en este punto es donde se abre una nueva puerta para que las universidades compitan por atraer a estudiantes. "Conforme los empleadores comiencen a valorar más la enseñanza no presencial, cuando descubran que ésta puede ser tan buena como la presencial, entonces veremos cómo todavía aumenta más la oferta y la demanda. Se trata de una cuestión de inercia", subraya el rector de la Universidad de Jaén.

Eso sí, los centros docentes tienen que prepararse para ofertar unos cursos de calidad porque no todo vale. "Está claro que la enseñanza no presencial no es colgar transparencias en la web", destaca Gómez Ortega; "hay que cambiar la metodología y formar a los profesionales". Sin embargo, las titulaciones no presenciales no acabarán con la enseñanza en las clases. "La docencia presencial seguirá teniendo sentido, pero debería completarse con la no presencial", culmina el directivo de la CRUE.

Las universidades dedican el 3,62% de sus fondos a las tecnologías de la información

En otros aspectos, sin embargo, el desplazamiento de la universidad española hacia el mundo digital se está produciendo de un modo lento. Desde el punto de vista presupuestario, las universidades dedican el 3,62% de sus fondos a las tecnologías de la información, "lejos aún del 5% que recomiendan los expertos", explica el presidente de la CRUE, Segundo Píriz. "Además", agrega Píriz, "el grueso de este presupuesto, que es inferior al de 2007, recae en el mantenimiento de los servicios existentes, lo que puede poner en peligro la innovación". Por término medio, cada universidad dedicó 5,4 millones para servicios de tecnología de la información.

Según el informe, las universidades ponen a disposición de los alumnos 82.000 ordenadores, lo que representa un ordenador por cada 18 alumnos. Además, el 80% de las aulas de docencia dispone de conexión a internet para los estudiantes y proyector multimedia. De media, la red inalámbrica de una universidad registra nueve millones de conexiones y el 87% de los alumnos se conecta al menos una vez al año a la wifi de la universidad.

Finalmente, dos tercios de la universidades declaran tener un plan estratégico para tecnologías de la información alineado con su estrategia general. El 36% de las universidades considera que adopta un estilo innovador y un porcentaje igual considera que su estilo es similar al del resto de las universidades.

Fuente El Norte de Castilla