Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El jugador que atropelló mortalmente a dos personas podría volver al fútbol tras un año en la cárcel

El Real Avilés de 3ª División está interesado en contratarle aunque sólo ha cumplido 1 de los 4 años de prisión a los que fue condenado

El jugador de fútbol que atropelló mortalmente a dos personas en Casillas de Flores durante el verano de 2011 podría volver a la práctica profesional de forma inminente, según avanzaba en exclusiva en su edición del lunes el periódico El Comercio-La Voz de Avilés, y recoge este martes El Norte de Castilla.

Este regreso a los campos de Álex Arias (ese es su nombre futbolístico) podría producirse cuando el jugador, que cumplió 27 años en junio, ni siquiera ha cumplido el primero de los cuatro años de condena que le fueron impuestos como autor de un doble delito de homicidio imprudente (ingresó en la prisión de Villabona (Asturias) a finales de julio-principios de agosto del año pasado).

Lo cierto es que, según avanza el citado periódico asturiano, ha mostrado su interés en contratarle el Real Avilés, quién ya le acogió como jugador cedido por el Numancia apenas tres días antes de que se celebrase (en enero de 2015) el juicio en el que fue condenado a la máxima pena de cárcel que solicitaban el fiscal y la defensa particular. Al parecer, el Real Avilés querría que Álex Arias fuera la piedra angular de su nuevo proyecto futbolístico, que se desarrollará en 3ª División.

Gracias a este contrato que le firmaría el Avilés, Álex Arias ya estaría en condiciones de acceder al 3º Grado o régimen de semilibertad, por el cual sólo estaría obligado a pernoctar en prisión, pudiendo pasar el resto del día fuera de la misma desempeñando esa ocupación laboral.

En principio, lo normal es que el 3º Grado se conceda cuando ya se ha cumplido la mitad de la condena, pero El Comercio-La Voz de Avilés avanzaba en su edición del lunes que la dirección de la cárcel en la que se encuentra ya habría aprobado la concesión de este régimen, estando pendiente de conseguir el visto bueno de Instituciones Penitenciarias.

Los hechos por los que cumple condena Álex Arias tuvieron lugar hace cinco años, en la madrugada del sábado 13 al domingo 14 de agosto, en plenas fiestas de Casillas de Flores.

El jugador, que triplicaba la tasa de alcohol permitida, entró a gran velocidad con su potente BMW en la Plaza de Casillas (a más del doble de lo permitido), llevándose por delante en primer lugar un vehículo que estaba aparcado y posteriormente a dos personas de nacionalidad francesa oriundos del pueblo, una joven de 29 años y un hombre de 44 años, que estaban sentados en un banco y que murieron en el acto.

Hasta enero de 2015 no se celebró el juicio en el Juzgado de lo Penal número 1 de Salamanca, donde encontraron al jugador culpable de un doble delito de homicidio imprudente, imponiéndole los mencionados 4 años de cárcel, seis años de retirada del carnet de conducir, y una serie de indemnizaciones a los familiares de los fallecidos (ambos tenían hijos) y al Ayuntamiento de Casillas de Flores por los daños materiales causados.