Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Urbaser renueva por completo la flota de contenedores de residuos orgánicos

CIUDAD RODRIGO | Durante estos días se van a colocar un total de 120 nuevos contenedores en la ciudad, de mayor tamaño

Los trabajadores de Urbaser, la empresa encargada del servicio de recogida de basuras en la Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón, están teniendo durante estos días un trabajo ‘extra’, ya que están procediendo a sustituir toda la flota de contenedores de residuos orgánicos de la Mancomunidad.

La renovación de los contenedores (en Ciudad Rodrigo se van a colocar un total de 120) era un compromiso adquirido por Urbaser cuando se adjudicó en el año 2015 el actual contrato del servicio de recogida de basuras en la Mancomunidad.

La gran novedad de esta sustitución es que no es un mero cambio de contenedores por otros nuevos, sino que se está implantando un modelo de contenedor totalmente diferente, cuyo principal cambio es que el sistema de recogida de la carga es lateral. Esto implica que ya no será necesario mover los contenedores y llevarlos a la parte de atrás del camión de la basura para volcar su contenido, sino que el camión, por su lateral derecho, enganchará a los contenedores por sus extremos para volcar su contenido.

Este sistema –que ya se emplea en las grandes ciudades- tiene como principal ventaja que dentro del camión los residuos son sometidos a una operación física de compresión para aumentar su peso específico y reducir el volumen que ocupan. Eso permite racionalizar los niveles de costo y productividad del servicio, según apuntan desde el Consistorio mirobrigense.

Como se puede ver en las imágenes, los nuevos contenedores son más grandes que el modelo actual. Concretamente, estas nuevas unidades tienen una capacidad de 2.400 litros frente a los 800 de los actuales. Eso hace que vaya a disminuir el número total de contenedores en las calles mirobrigenses, aunque se mantendrá el mismo número de puntos. Por ejemplo, en un lugar donde había dos contenedores de los ‘antiguos’, pasará a haber un único contenedor.

Respecto a la ubicación de los contenedores, el nuevo sistema lateral de recogida implica que no pueden estar alejados más de un metro y medio del punto en el que pueda detenerse el camión para efectuar el vuelco de la carga (a más de un metro y medio, el camión no llega ‘por sí solo’ a cogerlo). De este modo, para realizar una recogida sin problemas, no podrán colocarse obstáculos (como coches) delante de los contenedores. Esta situación es advertida con una señal colocada en la parte delantera de cada contenedor, en la que se ‘anuncia’ que los vehículos mal aparcados serán retirados con la grúa.

Esta circunstancia de la distancia obligará a modificar la ubicación de algunos contenedores. Según se apunta desde el Ayuntamiento, la Concejalía de Medioambiente y Urbaser han estado estudiando cuáles son los mejores puntos en cada caso, buscando cuando sea posible ‘unificar’ lugares con contenedores de residuos orgánicos y de basura selectiva.

Además de la capacidad, los nuevos modelos cuentan con una barra metálica para pisar sobre ella y que se abra la tapa, y son más estancos, con el objetivo de evitar malos olores. Como ya ocurría con el modelo actual, los nuevos contenedores lucen los horarios en los que se puede depositar la basura.

El proceso de sustitución de los contenedores en Ciudad Rodrigo comenzó en la noche del lunes, por el barrio de San Pelayo, extendiéndose posteriormente a los de Santa Ana y San Cristóbal, por ejemplo. A la hora de realizar este cambio, un grupo de trabajadores de Urbaser procedía a retirar los antiguos contenedores, mientras que otro grupo iba colocando los nuevos. Está previsto que el proceso de sustitución se complete durante esta semana.