Domingo, 17 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La falta de interesados hace que no se ponga en marcha el comedor infantil veraniego

CIUDAD RODRIGO | Los siete niños que se apuntaron, todos ellos con derecho a beca, recibirán alguna ayuda a través de los Servicios Sociales del Ayuntamiento

Este primer lunes del mes de julio debería haber entrado en funcionamiento el servicio de comedor infantil impulsado por las concejalías de Infancia y Educación del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo para el uso de todos los niños que quisieran. Sin embargo, finalmente este servicio no se va a prestar por no aparecer un número suficiente de niños interesados.

Según se anunció desde el Ayuntamiento el día de la presentación del proyecto, se había establecido un número mínimo de 20 niños para poder poner en marcha el servicio en el comedor del Colegio San Francisco, el cual podían usar de forma gratuita los niños mirobrigenses que disfrutan de becas escolares en los comedores de los colegios de Ciudad Rodrigo a lo largo del curso.

Concluido el plazo de presentación de solicitudes, sólo se recibieron 7 (todas ellas de niños con derecho a beca), pese a lo cual el Ayuntamiento intentó negociar la viabilidad del proyecto con Clece, la empresa que presta el servicio en los comedores mirobrigenses. En un primer momento, la empresa dio el visto bueno a que se pusiese en marcha la iniciativa con esos 7 niños, pero posteriormente se desdijo, comunicando al Ayuntamiento su decisión de no hacerlo.

Aunque no haya salido adelante el comedor, los 7 niños apuntados no se van a quedar sin ayuda veraniega, que se está gestionando desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento, según explica el concejal de Educación, Domingo Benito, quién también anuncia que el año que viene se intentará volver a poner en marcha el comedor.

Desde su punto de vista, ha habido una “mala comunicación del proyecto”, considerando que debían “haberlo explicado mejor e incidir en que no era asistencial [es decir, para familias sin recursos], sino que su finalidad era la conciliación”. Domingo Benito cree que para que salga adelante en años venideros hay que “engarzarlo mejor con proyectos de dinamización infantil”.