Martes, 12 de diciembre de 2017

“La calidad del empleo ensombrece la cantidad de puestos de trabajo”

“De 12.229 contratos realizados, sólo 1.302 se mantienen a final de mes”

Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO

“La calidad del empleo ensombrece la cantidad de puestos de trabajo que se crean”. Es la opinión de Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO, tras conocer los datos del paro, que ha bajado en Salamanca en 1.582 personas. Sin embargo, Pérez destaca que “de 12.229 contratos realizados solo 1.302 se mantienen a final de mes”.

Comunicado de CCOO Salamanca

Se cierra un mes de junio, con un importante nivel e incremento en la contratación, 12.229 contratos realizados, 1.790 más que en el mes de mayo, (17.15%),  reduciéndose levemente el porcentaje de los contratos temporales frente a los indefinidos. 943 contratos indefinidos, un 7.71% y 11.286 temporales, un 92.28%.

Del mismo modo, estos 12.229 contratos que se han realizado han terminado arrojando un total de 1.302 altas en la seguridad social, es decir, un 10.64% con respecto a toda la contratación realizada.

En el mes de mayo, el porcentaje de altas en relación a los contratos fue de un 11.43%. Desciende en un 0.79%.

En este punto, es importante significar que las altas en la seguridad social fundamentalmente se han producido en la contratación por cuenta ajena, de las 114.825 personas cotizantes en la actualidad, 87.358 lo hacen en el régimen general, (1.201 más) y 27.467 en el régimen de autónomos, (101 más).

Positivos son también los datos que publica el ECyL, con un descenso de 1.582 personas desempleadas menos, quedando actualmente en 26.983 el número de personas registradas en desempleo.

11.146 hombres y 15.837 mujeres, continua siendo significativo el porcentaje de mujeres en desempleo comprobando como la reducción se ha producido fundamentalmente entre los hombres, 923 hombres menos en desempleo frente a 659 mujeres menos.

Siendo muy significativo la bajada en el Sector Servicios, con 1.024 menos, seguido de Construcción con 209 menos, Industria con un descenso de 147 y Agricultura con 76 desempleados menos.

Todo lo positivo con respecto a lo cuantitativo en contratación y en desempleo se torna muy negativo en cuanto a lo cualitativo cuando vemos los datos de pobreza y falta de prestaciones.

De las 26.983 personas en desempleo, cobran algún tipo de prestación o subsidio 11.757, frente a 15.226 que estando en desempleo no perciben ningún tipo de ingreso. En este caso, vuelva a aumentar el porcentaje de personas sin ningún tipo de ingreso económico, siendo en este mes de junio un 56.4%, un 0.6% más respecto al mes de mayo.

Y de las personas que cobran, igualmente vuelve a disminuir la cantidad media que se percibe, en el mes de mayo era de 744.3€ y este mes de junio es de 743.4€

En resumen, sin querer poner siempre el énfasis en lo negativo de los datos de este mes de junio. La importante contratación que se realiza, sigue siendo insuficiente por su calidad y poca estabilidad que genera en el mercado de trabajo.

Seguimos siendo testigos de una creación de empleo que no se corresponde con la activación y el crecimiento económico de nuestra región y de nuestro país, que se sitúa entre un 2,5% y un 3% de crecimiento.

Un 92.28% de contratos temporales, que a su vez nos consta que son de una duración inferior a quince días y que en un 60% son contratos a tiempo parcial, que para nada resuelven la precaria situación que sufren las personas que estando en desempleo encuentran temporalmente un puesto de trabajo y que hace más que evidente la falta de solidez del empleo que se genera.

Es más que evidente que ya no se puede esperar más tiempo para conformar un gobierno, tal y como ha decidido la ciudadanía el pasado 26 de junio.

Este país ya no se puede permitir otros tres meses más con un gobierno en funciones y de vacaciones.

El Congreso de los Diputados refleja una composición que hará difícil la conformación de una alternativa de Gobierno. Sin embargo la repetición por tercera vez de las elecciones, para CCOO, no es una opción. Es necesaria la formación de un gobierno lo antes posible; no se pueden aplazar por más tiempo los retos que tienen la sociedad y la economía española y menos en el actual contexto de la UE.

Es así mismo evidente que las 20 propuestas presentadas por CCOO y la UGT siguen estando vigentes porque responden a las necesidades de nuestro país y sus ciudadanos y ciudadanas, si bien la mayoría de ellas no se encuentran entre las prioridades del partido que ha resultado vencedor de estas elecciones.

España necesita un nuevo gobierno que debe impulsar el crecimiento de la economía, el incremento del empleo de calidad y con derechos, y afrontar una lucha contra la creciente pobreza que padecen los trabajadores españoles y las desigualdades generadas por la gestión de la crisis. Un Gobierno que garantice la estabilidad futura del sistema público de pensiones y que inicie la recuperación de los servicios básicos a la ciudadanía, que como la sanidad, la educación, la atención a las personas dependientes, los servicios públicos y sociales  y las relaciones laborales que se han visto afectados por las políticas de recortes y las reformas practicadas durante estos años pasados, que reponga el papel de la negociación colectiva y con ella la recuperación de los empleos y salarios de los trabajadores y trabajadoras, que empiece la legislatura dignificando el Salario Mínimo Interprofesional.

Un gobierno que tenga una sólida capacidad de negociación con las instituciones comunitarias en relación con la amenaza de una multa por exceso del déficit público, pero también y fundamentalmente sobre los objetivos de cumplimiento del déficit público considerados en el Plan de Estabilización y Crecimiento (PEC), que deben renegociarse para garantizar una senda de crecimiento económico inclusivo. El propio PEC tiene mecanismos normativos (Artículo 5 del Reglamento 1466/97) para reevaluar dichos objetivos en función de negativas condiciones económicas extraordinarias.

El nuevo Gobierno tiene también por delante el desafío de poner fin a la corrupción y la crisis política que vive nuestro país desde hace varios años y cuya máxima expresión, hoy, se manifiesta en la relación de Cataluña y el resto del estado y que, sin duda, conocerá un nuevo recrudecimiento a medida que se aproxime el 11 de septiembre. Conscientes de su dificultad, la Confederación Sindical de CCOO, considera que la alternativa es necesario buscarla en el inicio de un proceso para la reforma de la Constitución española en clave federal.

Asimismo, el resultado de estas elecciones pone de manifiesto lo  imprescindible que resulta la reforma de la actual ley electoral.