Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Profesionales de Castilla y León y EE.UU. comparten experiencias de atención en drogodependencias

Cada año reciben tratamiento especializado asistencial más de 13.000 afectados
Alicia García, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades

Completar la especialización a través de formación específica y el intercambio de experiencias que puedan aportar mejoras en el ámbito de la atención a las drogodependencias ha sido el objetivo del encuentro que se ha celebrado a la largo de esta semana en el Centro Regional de Formación y Estudios Sociales entre 80 profesionales de la Red de Intervención en drogodependencias de Castilla y León y especialistas procedentes de Wisconsin, en EE.UU, gracias a la colaboración entre la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través del Comisionado Regional para la Droga, con los Distritos Rotarios de Wisconsin y Valladolid.

Entre los temas que se han abordado está el de la detección del consumo de sustancias psicoactivas, la determinación de su gravedad y la realización de intervenciones breves para motivar el cambio de comportamiento. Junto a esto, han podido conocer los detalles del programa ROSC para la recuperación de drogodependientes mediante redes de apoyo orientadas a la integración social. Este programa consiste en la estructuración de una red coordinada e integral de servicios y oportunidades que apoyen la recuperación y la abstinencia a largo plazo de drogodependientes dentro de la comunidad. El programa ROSC en EE.UU. incorpora a ex drogodependientes, profesionales de salud mental, empleadores, líderes de la comunidad y policías, entre otros agentes de la comunidad.

Otro de los asuntos abordados ha sido el de la prevención familiar del consumo de drogas, con especial hincapié en las intervenciones indicadas, que son las de mayor intensidad y que se dirigen a menores y jóvenes en los que ya están presentes consumos problemáticos de drogas, que aún no han llegado a la adicción. De igual manera, los profesionales han compartido experiencias, a través de talleres, sobre los factores de riesgo y de protección frente al consumo de drogas a nivel individual, familiar y de la comunidad, y las formas en las que la comunidad puede contribuir a apoyar la prevención del consumo de drogas y la recuperación a largo plazo de drogodependientes en tratamiento especializado.

A estos talleres han asistido profesionales de Castilla y León de centros de atención primaria de salud, servicios de urgencias hospitalarias y de emergencias sanitarias y de equipos de salud mental. También han asistido profesionales de centros específicos de asistencia a drogodependientes, responsables de asociaciones de alcohólicos rehabilitados, técnicos que desarrollan los programas acreditados de prevención familiar, coordinadores de los planes municipales y provinciales sobre drogas y técnicos de las gerencias territoriales de Servicios Sociales y del Comisionado Regional para la Droga.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destina en 2016 más de 8,6 millones de euros al mantenimiento de la Red de Intervención en Drogodependencias de Castilla y León. En la Comunidad, cada año, participan en programas acreditados de prevención escolar, familiar y extraescolar 22.000 padres, madres, menores y jóvenes. En el terreno asistencial, más de 13.000 drogodependientes reciben cada año tratamiento especializado. En la Red de centros específicos de asistencia a drogodependientes trabajan 392 profesionales, entre psicólogos, trabajadores y educadores sociales, médicos profesionales de enfermería y otros profesionales.