Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Presencia salmantina en la marcha del Orgullo Gay que pone énfasis en la bisexualidad

La manifestación reúne a más de un millón de personas para celebrar "la igualdad de derechos y la convivencia en la diversidad"

Más de un millón personas han participado en Madrid en la marcha del Orgullo Gay 2016, que ha partido pasadas las 18.30 horas de la glorieta de Atocha, en Madrid, con dos pancartas en su cabecera, una a favor de las "leyes por la igualdad, !ya¡", y otra con motivo de celebrarse el Año de la Visibilidad Sexual en la Diversidad. Como cada año, numerosos salmantinos se han sumado a la marcha por las calles madrileñas.

A los miembros de la Federación Estatal y del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se han unido representantes de diversos partidos políticos y colectivos sociales. El secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, ha celebrado que lo que empezó siendo "una reivindicación de gente valiente", a fuerza de insistir y de sumar gente "se ha convertido en una fiesta de orgullo para nuestro país".

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha recordado la figura del histórico activista en favor de los derechos del colectivo LGTBI Pedro Zerolo, cuya memoria se "traduce" en las políticas socialistas, mientras que el consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo (PP), ha defendido que la presencia de su partido en la manifestación evidencia la "apuesta muy importante por la tolerancia y la igualdad de oportunidades para todos" de la formación.

Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital, ha pedido "libertad y respeto" y ha asegurado que hoy lo que toca es "celebración".

Asimismo, esta marcha homenajeó a las víctimas del atentado de Orlando visibilizando una pancarta que rezaba 'One Pulse. Orlando Strong' (Orlando, mantente fuerte) y un juego de palabras con el nombre de la discoteca donde se desarrolló el atentado 'Pulse'.

La marcha concluía en la Plaza de Colón, donde la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, daba la bienvenida a los manifestantes desde un escenario en el que se sucederán diversas actuaciones musicales y lúdicas.