Jueves, 14 de diciembre de 2017

¿Vacaciones?

Tradicionalmente los meses de julio y agosto han sido meses de vacaciones. La actividad laboral, o cesa, o al menos se mitiga. A la prensa y medios de comunicación les suelen faltar temas a contar y a comentar, y surgen las serpientes de verano. 

Este año puede que las cosas cambien, porque parece que no van a faltar temas abundantes de comentario y de interés. Empezando con el acontecimiento sorpresa del Bresit o votación del referencia de Gran Bretaña, en el que ésta ha decidido marcharse de la Comunidad Europea. Los comunitarios están presionando para que se lleve a cabo la separación cuanto antes. Y, si las cosas se quieren hacer bien en asuntos de tanta importancia, parece lógico que se tomen las cosas con calma y se estudie bien el proceso de separación para no hacer más rotos de los que ya se han producido. Las bolsas han mostrado en estos días graves turbulencias, y parece que el producto interior tendrá para toda Europa, y aun para Gran Bretaña, el efecto de alguna rebaja notable, entre el 0,3 y el 0,5 por ciento. 

Los españoles tenemos para rato motivos de comentarios como fruto de las segundas elecciones que acabamos de celebrar. Los partidos tendrán que hablar, e intentar concertar para lograr un nuevo gobierno. De momento, no parece fácil dar un paso adelante porque, en principio, todos los partidos parecen cerrarse a la oferta de Mariano Rajoy de hacer un gobierno de concentración, o aun a participar en acuerdos para lograr un gobierno mínimo, aunque sea minoritario. Lo cual exigiría la abstención, al menos, de alguno de los partidos. Pero tendrán que hacer todos grandes esfuerzos de acuerdo, porque a nadie le interesa ni quieren encontrarse avocados a unas terceras elecciones. 

No podemos perder de vista que los yihadistas están empeñados en no dejarnos tranquilos, e intentarán seguir imprimiéndonos más miedos de origen terrorista, como están haciendo de vez en cuando, y como acaban de hacer con el último atentado terrorista en el aeropuerto de Estambul, la capital de Turquía y gran centro turístico mundial. Probablemente no nos dejen tranquilos a lo largo del verano. 

Y no sería acertado olvidar el gran acontecimiento del Encuentro Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en Cracovia, Polonia, por supuesto con la presencia del Papa Francisco, y con la asistencia de miles de jóvenes de todo el mundo, posiblemente superando incluso el millón de chicos polacos, europeos, y aun de otros continentes, como suele ser ya tradicional. 

Por tanto, como parece, ni nuestros políticos ni nuestras autoridades eclesiásticas tendrán oportunidad de descansar o tomarse unas vacaciones tranquilas en el presente verano. Y hasta los estadounidenses irán elevando el tono en preparación de las próximas elecciones de presidente, o presidenta, que tendrán lugar "el primer martes después del primer lunes" de noviembre. 

Y menos mal que "la roja" nos ha liberado de los excesos de apasionamiento futbolístico aspirando a conseguir el triunfo en el torneo futbolístico europeo. Los ingleses probablemente nos rebajen también los números de su asistencia a vacaciones turísticas en España. El miedo a las rebajas que traigan consigo los resultados de su ya lamentado por todos y malhadado referendum de separación de Europa. La rebaja posible de ingresos como fruto de la separación, y acaso hasta la devaluación de la libra esterlina, disuadirán a muchos británicos de venir como tantas veces a disfrutar sus tranquilas y económicas vacaciones en las tierras y, sobre todo, en las costas de España. 

En la delegación de misiones de Salamanca tendremos todavía actividades veraniegas que no nos permitirán precisamente unas vacaciones muy tranquilas. El 9 de julio nos espera la Jornada de los Misioneros diocesanos de Salamanca y Ciudad Rodrigo, que toca celebrar este año en esta última ciudad y diócesis hermana. 

En la primera semana de julio, asistiremos seis personas a la 69 Semana Española de Misionología en Burgos. El tema de este año será de notabilísimo interés: con ocasión de los cincuenta años de la promulgación del decreto sobre la libertad de religiones Nostra Aetate. Con asistencia del Secretario general del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Y con varias mesas redondas de misioneros con experiencia de diálogo entre diversas religiones. 

La Virgen de Covadonga nos llevará a su casa a veinticinco o treinta sacerdotes misioneros que quieren encontrarse y contarse las experiencias de la última temporada. Será en la primera semana de agosto. Y, para terminar el mes, asistiré a un congreso sobre historia de las misiones, con participación de católicos, protestantes y ortodoxos. Interesante encuentro ecuménico práctico entre personas de diversas confesiones, especialmente católicos y protestantes, sobre la práctica evangelizadora de sus respectivos misioneros en las diversas misiones de los diferentes continentes. 

Nos espera, pues, un verano movidito, que no parece pueda considerarse con calidad de vacaciones de verano. Otra vez será.