Domingo, 17 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

El PSOE propone en la Diputación que inste a la Junta a construir el puente en Masueco

Desde Fermoselle a La Fregeneda, más de 125 kilómetros de frontera, no existe un paso que permita el paso de vehículos de gran tonelaje, solo los turismos pueden acceder por Saucelle 

Representación del puente recogido en el anteproyecto realizado por Germán Vicente / ARCHIVO

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca llevará al próximo Pleno de la institución provincial una moción en la que se insta, a la Junta de Castilla y León, a iniciar todos los trámites para la construcción de un puente sobre el río Duero entre las localidades de Masueco, en Salamanca, y Ventuzelo de Portugal, y que dicha infraestructura pueda contar con partidas presupuestarias suficientes para iniciar la obra en el año 2017.

Los diputados provinciales socialistas consideran que las vías de comunicación entre pueblos, ciudades, países, son siempre generadoras de dinamismo comercial, cultural y de riqueza. La provincia de Salamanca tiene una amplia franja que limita con Portugal, franja que no tiene que considerarse como una frontera insalvable entre España y el país vecino. Si bien en la parte sur de esta franja común la permeabilidad entre ambos países se puede considerar suficiente, no ocurre lo mismo desde el centro, concretamente desde Hinojosa de Duero, hacia el norte.

Desde el término de Saucelle en Salamanca,  hasta Fermoselle en Zamora, no existe ningún acceso posible a Portugal, incluso en el paso de Saucelle solo está permitido el tránsito de automóviles y vehículos de bajo tonelaje, lo que limita el tráfico de mercancías y obliga a recorrer 50 kilómetros más y llegar al muelle de Vega Terrón en La Fregeneda. Tanto desde la parte española, Masueco,  Pereña,  Aldeadávila de la Ribera, como desde la parte portuguesa, Cámaras Municipales de Mogadouro, Vinhais, Vila Flor…, desde hace años se viene pidiendo y reivindicando de forma continua y con insistencia este paso fronterizo ante la necesidad de acabar con la incomunicación actual y sin que los cuantiosos Fondos Europeos que han llegado a la Comunidad, y que son una buena oportunidad, hayan sido destinados a este fin.

Los socialistas instan a acabar con esta “injusticia”, agravada por la despoblación, el envejecimiento de la población a ambos lados de la Raya, y la falta de servicios y proyectos comunes, y a que se ponga solución a este aislamiento entre habitantes y poblaciones a las que sólo les separa un río y una orografía que puede ser salvada.

Esta reivindicación tiene su origen en el año 2002 con la creación en Masueco de la Asociación Puente, colectivo que encargó un anteproyecto al ingeniero de Caminos, hoy alcalde de Vitigudino, Germán Vicente. El proyecto entonces tenía un presupuesto aproximado de 12 millones de euros. El escollo o el argumento que tuvo siempre el proyecto fue su financiación en el lado luso.