Lunes, 11 de diciembre de 2017

Gafas espía y privacidad

Las gafas de Google  no son espías, pero también cuentan con una cámara integrada - han sido prohibidos en algunos bares de Estados Unidos ya que violan la privacidad de los clientes quienes no quieren verse expuestos a ser grabados sin su consentimiento, sin embargo  han sido de gran utilidad a la hora de descubrir a quienes no han actuado, por decirlo menos, correctamente

Uno de los objetos más codiciados a la hora de pensar en espionaje son las gafas con cámara oculta. Su versatilidad y capacidad de camuflaje, hacen de este accesorio el complemento perfecto para retener información sin ser identificados.

Sin embargo, este tecnológico complemento ya cuenta con sus detractores. Por ejemplo, las gafas de Google - que, si bien no son espías pero también cuentan con una cámara integrada - han sido prohibidos en algunos bares de Estados Unidos ya que violan la privacidad de los clientes quienes no quieren verse expuestos a ser grabados sin su consentimiento. Estas también han sido cuestionadas en cines del Reino Unido, puesto que con ellas se puede grabar la película que se está exhibiendo violando así los derechos de autor.Y mientras más avanza la tecnología, más funciones tendrá puesto que proporcionará mejores imágenes, podrá acercarse aún más a los hechos y grabar con mejor calidad de audio ciertas conversaciones.

Y es que este elemento puede parecer un accesorio futurista y banal, sin embargo tienen las más diversas funciones que pueden ser difíciles de dimensionar. Por ejemplo, las gafas de espionaje han sido de gran utilidad a la hora de descubrir a quienes no han actuado, por decirlo menos, correctamente. Cabe mencionar el caso de la declaración de la Infanta ante el Juez de Castro, cuando precisamente se utilizaron estos accesorios ya que es más fácil que pasen desapercibidos que otros, como los móviles o bolígrafos que cumplen la misma función.

En cuanto a la tecnología, cada día es más fácil encontrar modelos en alta resolución y cuyos costos pueden incluso bajar los 100 euros. La tecnología es simple, ya que la cámara se activa pulsando un botón al costado de las gafas registrando así fotografías, audio y video. Además, los videos e imágenes se pueden descargar a través de un puerto USB y la batería puede durar incluso varias horas. Hay modelos para hombre y mujer, así como gafas ópticas y para el sol, y puedes encontrarlas tanto en tiendas online como en el comercio tradicional.

Por lo que si estás pensando en alguna situación en la que vayáis a necesitar este accesorio, entra a  elblogdelespia.com podréis encontrar más información sobre dónde comprar unas buenas gafas de espionaje y cómo utilizarlas sin violar la privacidad de quienes quieren permanecer en el anononimato