Sábado, 16 de diciembre de 2017

Elecciones bis: ¿Mismo viaje, mismas alforjas?

Estamos a las puertas de una legislatura para verdaderos fajadores del interés general, políticos con voluntad de alcanzar acuerdos, un tiempo para la cesión y la altura de miras. Lo demás, sobra.

Ha llegado la hora de pactar, dialogar o, simplemente, dejar gobernar. Se ha movido el mapa electoral claramente a favor del PP, pero los resultados de las Elecciones Generales Bis no despejan del todo la incógnita sobre el futuro Gobierno de España, aunque sí dispara las cábalas hacia el bando azul.

Las evidencias numéricas son claras: el PP gana, aumenta su ventaja y se refuerza ante todos, el PSOE cae pero resiste en segundo lugar por encima de lo esperado en los sondeos y Podemos y Ciudadanos quedan muy por debajo de las expectativas de sus cuarteles generales y encuestas. Los resultados también cuestionan la alianza y la estrategia entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Y los de Rivera está claro que han perdido el pulso con el PP por el voto útil.

Pese a ello, la repetición de elecciones no garantiza que en La Moncloa acampe un presidente con suficiente estabilidad para los retos que acechan al país. Ni el centro derecha ni el centro izquierda constitucionalistas consiguen una mayoría para sostener un Ejecutivo fuerte y sólido. Solo una suma cambalache de formaciones de un ala y otra podrían, pero ese horizonte es casi imposible.

Más autoridad moral para el PP

La política de alianzas está más abierta que nunca aunque sitúa a los populares con más autoridad moral para gobernar, ya sea en minoría. Una posible alianza entre PP, Ciudadanos, nacionalistas vascos y canarios podría garantizar un Consejo de Ministros con cierta solvencia. Es una opción que deberá pasar antes por el filtro de las deterioradas relaciones Rajoy-Rivera.

Barrida popular en Salamanca

A nivel local-provincial, Salamanca recupera su tradicional granero de votos; el PP vuelve a cosechar los resultados de antes de la crisis. Barrida de los populares en una provincia en la que las opciones de Ciudadanos y Unidos Podemos se han diluido, entre otras cosas, por el poco tirón de sus candidatos cuneros. Los de Pablo Iglesias / Jorge Lago sacan en Salamanca incluso menos votos juntos con la coalición con IU que el pasado diciembre por separado. La estrategia del político meteorito que llega y quiere besar el santo no cala.

Menos votantes

Después de estos comicios, los dirigentes deben de tomar nota especialmente del incremento de la abstención, de la que se habla poco tras unas elecciones. Los ciudadanos están hartos del inmovilismo de los partidos a la hora de ofrecer soluciones prácticas para la gobernabilidad del Estado y, sobre todo, de los problemas cotidianos.

Estamos a las puertas de una legislatura para verdaderos fajadores del interés general, políticos con voluntad de alcanzar acuerdos, un tiempo para la cesión y la altura de miras. Lo demás, sobra.

Por favor, un Gobierno para España.

Fotografías: Manuel Lamas / Alex López