Sábado, 16 de diciembre de 2017

La labor entregada

Nada hay tan conmovedor como esa entrega humana a una determinada labor, marcada por la atención y el silencio. Es lo que ocurre aquí. Estas Penélopes serranas tejen un tiempo que parece ensoñado. Se realizan en él, a través de unos hilos, de unas labores, que marcan su estar en el mundo. Y, a través de esa tarea, percibimos que se realizan, que se salvan, que entonan un himno al mundo desde el silencio de su entrega.

Nada hay tan conmovedor como esa entrega humana a una determinada labor, marcada por la atención y el silencio. Es lo que ocurre aquí. Estas Penélopes serranas tejen un tiempo que parece ensoñado. Se realizan en él, a través de unos hilos, de unas labores, que marcan su estar en el mundo. Y, a través de esa tarea, percibimos que se realizan, que se salvan, que entonan un himno al mundo desde el silencio de su entrega.

José Luis Puerto (Texto) / Rosa Gómez (Fotografía)