Martes, 6 de diciembre de 2016

Cavalier, beneficios de las terapias con caballos

“En Cavalier todo el mundo tiene su hueco si tienes ganas de ayudar, por lo que hacemos un llamamiento a las personas que les gustan los animales y los niños”
Jornada de terapia con caballos de la mano de la Asociación Cavalier, en Pelabravo

La Asociación Cavalier de terapias asistidas con animales, ubicada en Pelabravo, en la hípica Valme, se dedica fundamentalmente a realizar terapias con caballos para personas con discapacidad y diferentes trastornos. Alternan personas con autismo, parálisis cerebral, enfermedades raras, discapacidad intelectual, visual...

Terapias que aprovechan los beneficios que aportan los caballos, como el calor, el patrón de locomoción, el ritmo o la sensibilidad para trabajar con los usuarios aspectos fisioterapéuticos, cognitivos, psicológicos y logopédicos. No se trata de una terapia alternativa, sino complementaria, con enormes posibilidades debido a los buenos resultados obtenidos.

La asociación lleva a cabo las terapias tres días a la semana (martes, miércoles o sábados). La edad de los usuarios oscila entre los 3  los 50 años. El único requisito para acceder a esta terapia es no tener ninguna contraindicación médica que lo impida, ya que sus beneficios abarcan muchas áreas.

Hay que destacar que esta asociación se ha puesto en marcha con voluntarios, desde fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, educadores, hasta personas que se encargan dle material, limpieza... “En Cavalier todo el mundo tiene su hueco si tienes ganas de ayudar, por lo que hacemos un llamamiento a las personas que les gustan los animales y los niños. También estamos teniendo muy buenos resultados con el voluntariado corporativo de diferentes empresas”.

El principal objetivo de Cavalier a partir de ahora, además de seguir prestando la mejor atención a los usuarios, es conseguir que la asociación crezca y poder conseguir fondos para realizar un espacio cerrado para realizar las terapias en invierno y verano, ya que las temperaturas son extremas.

Fotos: Alberto Martín

Ver más imágenes: