Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El artista Lois Patiño muestra su obra en el DA2

Este ciclo da cabida a las propuestas audiovisuales más arriesgadas de videoartistas y cineastas contemporáneos
El artista Lois Patiño

El artista Lois Patiño ha sido el encargado de inaugurar el undécimo programa de Visiones Contemporáneas, un proyecto comisariado por Playtime Audiovisuales y con sede en el centro de arte contemporáneo de Salamanca que, desde el 2013, da cabida a las propuestas audiovisuales más arriesgadas de videoartistas y cineastas contemporáneos españoles.

Lois Patiño es un cineasta y artista visual gallego con base en Madrid. Su obra parte de la relación del hombre con la naturaleza, una relación que recupera la idea romántica de lo sublime, mostrando la grandeza del paisaje frente a la insignificancia del ser humano. Con fuerte influencia de lo pictórico y claras referencias a la obra Friedrich o Turner y cineastas como James Benning, a la que se le va sumando otros ingredientes, que van desde elementos relacionados con la historia y las leyendas que poblaron el territorio que registra, hasta la reflexión crítica en referencia a la banalización turística de la naturaleza. En el aspecto formal su obra ha ido, paulatinamente, evolucionando hacia cierta abstracción de la imagen, que torna el paisaje irreal, en pos de un lirismo que ofrece una visión más onírica e incluso fantasmagórica de la naturaleza, acentuando así, el sobrecogimiento que sentimos ante su contemplación.

El trabajo de Patiño es uno de los más reconocidos a nivel internacional, sus películas han sido seleccionadas y premiadas en festivales de todo el mundo, como Locarno (Suiza) Ficunam (México) Jeonju (Coread del Sur) Clermont-Ferrand (Francia) Oberhausen (Alemania) Valdivia (Chile) o SEFF y L’Alternativa (España) por citar solo algunos, habiendo participado también en exposiciones en MACBA (Barcelona) La Casa Encendida (Madrid) Galería Solar (Vila do Conde) o Museo San Telmo (Donostia).

Obras expuestas

El nuevo ciclo de Visiones Contemporáneas incluye tres obras de Lois Patiño: Na vibración, Montaña en sombre y Noite sem distãncia.

Na vibración es un obra estructurada a manera de díptico, en ella se propone un viaje a través de dos de los elementos principales de la naturaleza, tierra y agua y su manifestación salvaje en el paisaje. Un territorio que se encuentra en su estado primigenio, siendo la presencia humana el único sujeto que lo altera, en un progresivo proceso de turistificación y banalización de los espacios. Sin embargo, las personas se siguen mostrando insignificantes, ante una naturaleza desbordada, que por suerte aún es mucho más poderosa que nosotros.

En Montaña en sombra contemplamos la actividad de un grupo de esquiadores descendiendo una montaña nevada, ésta se presenta como el auténtico protagonista de la obra. Se establece así una poética relación entre paisaje y hombre, en la que la imagen pierde, progresivamente, sus lazos con la realidad en busca de una abstracción, que nos enfrenta a un momento de contemplación casi mística. Patiño logra esta abstracción a través de un contrastado blanco y negro y a un minucioso trabajo en la banda sonora, donde conviven el sonido del viento y las composiciones ambientales y oscuras del dúo Ann Deveria, logrando así un efecto hipnótico para el espectador.

La idea de frontera, concepto urdido por el hombre para delimitar su espacio soberano y separarnos del otro, se ha convertido desde su invención en algo inherente al paisaje, aprovechando los accidentes naturales para remarcar estos límites. Sin embargo la Sierra do Gerês, situada entre Portugal y Galicia, no entiende de estas limitaciones y sus rocas cruzan de un país a otro con insolencia. Es precisamente ahí, donde se sitúa Noite sem distância, un lugar donde el contrabando encontró su aliado entre los bosques, el río y las rocas, que ayudaban a esconderse a los estraperlistas hasta que caía la noche y podían cruzar fronteras, sin temor a ser descubiertos.

En esta obra, Patiño, introduce el uso de la palabra como elemento narrativo en la pieza, incorporando temas relacionados con la historia y las leyendas que poblaron ese lugar, y utilizando como actores para recrear la historia, a los propios habitantes de la zona, alguno de ellos, incluso, fue contrabandista en su juventud. Estamos así, antes su película más de ficción hasta la fecha.