Domingo, 17 de diciembre de 2017

Casa de los marqueses de Castellanos, en la calle del Prior

Había sido adquirida en 1758  por la familia Maldonado, que formaba parte de la aristocracia local más rica, y sucumbió a las llamas de un incendio en diciembre de 1942

tuada en la calle del Prior, esta vieja casa-palacio sucumbió a las llamas de un incendio en diciembre de 1942. Por suerte sus ocupantes, las alumnas universitarias de la residencia de las Teresianas de Poveda se encontraban fuera del alcance de las llamas, ya que, debido a ser vacaciones de Navidad, se encontraban disfrutando de ellas en sus hogares.

Quedaron en pie las fachadas, mientras que su interior se convirtió en un enorme y expedito solar, sufriendo durante años el olvido y el abandono utilizado en alguna ocasión por algún circo o teatro itinerante durante las ferias de septiembre.

Había sido adquirida en 1758  por la familia Maldonado, cuyo título de marqués de Castellanos les fue otorgado en 1763. Tras su reforma en 1822 fue la casa principal de la familia.

No era la única vivienda que esta familia tenía en la ciudad, en la calle San Pablo el hotel Palacio de Castellanos recuerda con su nombre a los antiguos propietarios.

En la fotografía vemos la entrada principal de la casa en la calle del Prior, formando una pequeña plaza. Con el tiempo, sus dependencias acabaron siendo segregadas y alquiladas, como la casa que se puede ver a la izquierda de la imagen, con puerta de arco de medio punto y que fue durante mucho tiempo el estudio fotográfico de D. Venancio Gombau.

Sobre el lugar donde había estado la casa-palacio, se levantaron nuevas construcciones que conservan como único recuerdo de la vieja casa, el escudo con cinco flores de Lis de la familia Maldonado y que podemos apreciar en la imagen.

D. José Maldonado, IV Marques de Castellanos, tal vez fue el aristócrata local más rico e importante en el segundo tercio del siglo XIX.

FOTOGRAFÍA:

  • Casa-palacio de los marqueses de Castellanos en la calle del Prior. Autor: Amalio Gombau. Fuente: Salamanca en el ayer.

Esperanza Vicente Macías