Martes, 12 de diciembre de 2017

Peugeot volverá a Irán en 2017

Antes de que se pusiesen las cosas feas, Irán fue el decimotercer fabricante mundial de automóviles en 2011, y tenía una prometedora proyección como fabricante. Cuenta con una población cercana a los 80 millones de habitantes, con una economía en crecimiento, y un parque automovilístico obsoleto que hay que reponer
Irán, como varios países en vías de desarrollo, tiene un importante proteccionismo en ciertas industrias como es la del automóvil.

Hace un año que la nación persa se encarriló dentro de la comunidad internacional y empezó el desbloqueo, tras renunciar a sus ambiciones nucleares sin supervisión internacional. Irán será un mercado lucrativo, y se siguen dando pasos hacia delante.

El Grupo PSA es el principal beneficiario de la apertura de la verja del país asiático, ya que la mayoría de los coches que circulan por el país son suyos (unos 4 millones). De hecho, su socio local, Iran Khodro (IKCO) lo que más ha fabricado son modelos de Peugeot bajo licencia.

La colaboración entre ambas empresas, que quedó interrumpida en 2012 por la escalada diplomática, fruto de las tensiones del programa nuclear, se va a reanudar muy pronto.IKCO y PSA tendrán cada uno la mitad de la empresa conjunta, lo normal en este tipo de asociaciones. El papeleo quedará terminado la semana que viene.

Peugeot 2008

Irán, como varios países en vías de desarrollo, tiene un importante proteccionismo en ciertas industrias como es la del automóvil. Los importados tienen una mayor carga de impuestos y aranceles, por lo que es más interesante producir en el interior, pero PSA no se puede establecer por su cuenta. En China ocurre exactamente lo mismo.

Se van a invertir 400 millones de euros en cinco años

La joint-venture se ubicará en la zona industrial de Teherán, y producirá tanto para el mercado local como para países limítrofes los últimos modelos de Peugeot 208, 2008 y 301, con "motores de última generación". Entendemos que se refieren a Euro 6, aunque Irán no exige un estándar anticontaminación tan estricto como el europeo. Además, IKCO podrá usar su plataforma para desarrollar vehículos propios.

De esta forma, PSA coloca una ficha importante en el tablero productivo de la zona. Su máximo oponente francés, Renault Nissan, ya está consolidando su posición en el Magreb con fábricas en Marruecos y Argelia. Entre Turquía y la India, la nueva unión de IKCO/PSA será de las más importantes de la industria automovilística.

Peugeot 301, un sedán para países emergentes que se produce en España -aunque aquí no se vende

 

A principios de año, el presidente iraní, Hassan Rohani, visitó Francia con carácter oficial. Entonces se anunció la firma de un acuerdo entre PSA e IKCO. El trámite de ayer es un paso más en esa dirección. No solo acudió el director de Oriente Medio y África de PSA, Jean-Christophe Quémard, también estuvo allí el ministro de industria iraní, Mohammad Reza Nematzadeh.

El acuerdo contiene 17 puntos que reglamentan el acuerdo entre las dos partes. Uno de ellos es el pago por parte de PSA a sus socios de más de 400 millones de euros, en concepto de compensación por la desbandada de 2012, cuando empezaron las sanciones internacionales. No se pagará "en efectivo", ni con carácter inmediato.

IKCO solo tendrá que pagar en concepto de licencia 30 euros por coche (en vez de 100), además PSA aportará 25 millones de euros en respuestos, así como la cadena de montaje del Peugeot 207. Ese modelo está descatalogado en Europa, pero en Irán el 206 aún se comercializa como nuevo, con eso lo decimos todo.

¿Por qué importa tanto Irán?

Antes de que se pusiesen las cosas feas, Irán fue el decimotercer fabricante mundial de automóviles en 2011, y tenía una prometedora proyección como fabricante, y como mercado interno. Cuenta con una población cercana a los 80 millones de habitantes, con una economía en crecimiento, y un parque automovilístico obsoleto que hay que reponer.

En 2012, al retirarse la marca Peugeot de Irán, PSA perdió el 10% de sus entregas mundiales, y eso es una cifra muy elevada para un fabricante como para ignorarla. El Grupo PSA, tras la brillante gestión de Carlos Tavares -ex nº2 en Renault- volverá a pisar fuerte. Y no olvidemos que para Peugeot, Irán ha llegado a ser su segundo mercado más importante, donde ha superado un 30% de cuota.

La colaboración entre Peugeot e Iran Khodro se remonta a décadas, incluso antes de la revolución teocrática de 1979. Irán no fue una colonia francesa, aunque los fabricantes extranjeros más importantes allí son Peugeot y Renault. El objetivo es producir a corto plazo 200.000 unidades anuales, veremos si lo consiguen.

-

La noticia Peugeot volverá a Irán en 2017 fue publicada originalmente en @motorpuntoes por Javier Costas.